BIZHUNTER

La lógica no sabe de política

Ayer nos referimos a los por qué el PAN puede pintar de azul a Coahuila. La lógica nos dice que el partido que rompió la hegemonía del PRI en la Presidencia de la República tiene grandes posibilidades se conquistar, primero, el Congreso local y posteriormente el Palacio Rosa. Pero, como decía mi abuela: “la lógica no sabe de política”. Y vaya que doña Ernestina Romandía –amiga de Álvaro Obregón allá en los veintes– tenía razón. Así quedó demostrado en las elecciones celebradas en Torreón, donde Miguel Riquelme triunfó.

Riquelme triunfó contra la lógica de quienes aseguraban que la mega deuda de Coahuila, el apellido Moreira y los escándalos de la administración de Olmos, aplastarían sus pretensiones de convertirse en jefe de la comuna.

Riquelme triunfó gracias a las desavenencias que se manifestaron en el PAN de Torreón, pero también a una eficiente estrategia electoral, que no tuvo desperdició alguno, que unió y aprovechó cada una de las piezas de la estructura del PRI, un partido con una experiencia política y con una maquinaria capaz de vencer al rival más pintado cuando el líder tiene la capacidad necesaria para potenciar dichos atributos. Cuando el líder político en turno tiene la capacidad para incentivar y calibrar la colaboración de los hombres y mujeres priistas y de sus aliados naturales.

Paradójicamente, con su ilógico triunfo, Riquelme se convirtió en aquel que puede liderar el esfuerzo de los tricolores para evitar ser echados del Palacio Rosa. De lo que haga el tipo que gobernará la ciudad priista más grande de Coahuila, de los resultados que obtenga en su gestión como alcalde, de las expectativas y percepciones que su gobierno genere, de la pertinencia con la que comande al priismo lagunero, dependerá en mucho que el PRI no se convierta en la segunda fuerza política de Coahuila.

Ello implica:

• Que Riquelme inicie su gobierno dando un golpe de timón que borre la imagen que dejó la administración saliente.

• Que Riquelme satisfaga, inmediatamente, las demandas más sentidas de su comuna.

• Que Riquelme demuestre su intencionalidad de borrar la corrupción que impera en entidades como el SIMAS.

La lógica coyuntural favorece al PAN, pero para que dicha lógica impere deberá vencer al mismo hombre que demostró que la lógica no sabe de política.

columnabizhunter@yahoo.com