BIZHUNTER

Que la ley se haga en “los burros de en medio”

Como al mejor burro que siempre le toca cargar más leña, a toditos los que siempre han pagado impuestos les va a tocar, ahora, pagar más. Para que disque México se despretrolice, pues.

Todos los contribuyentes cautivos, no sólo los que tengan ingresos anuales superiores a 500 mil pesos, realizarán menos deducciones, de acuerdo con las modificaciones a la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) avaladas por la Cámara de Diputados, misma que deberá ser discutida por la Cámara de Senadores.

De acuerdo a lo aprobado por los diputados las personas que tengan ingresos anuales superiores a 500 mil y hasta 750 mil pesos deberán pagar una tasa de ISR de 31%. Quienes reciban ingresos de entre 750 mil y hasta 1 millón de pesos, de 32%. Los que perciban entre 1 y hasta 3 millones de pesos pagarán una tasa de 34%, y quienes ganen más de 3 millones, 35%.

Los contribuyentes que tengan ingresos menores a 500 mil pesos anuales pagarán impuestos como hasta ahora, a una tasa máxima de 30%; sin embargo, consideremos que al establecerse un límite al monto de las deducciones personales, la miscelánea impactará negativamente a todos los contribuyentes cautivos.

Una persona podrá deducir únicamente la cantidad que resulte menor entre el 10% de su ingreso anual total y el monto equivalente a cuatro salarios mínimos anuales del Distrito Federal, que representa actualmente una cantidad aproximada a los 95 mil pesos.

El tope señalado tendrá un doble efecto, pues al ser posibles menos deducciones, el contribuyente pagará más impuestos, debido a que la base sobre la que se calculan los gravámenes será mayor, por lo tanto, la tasa que le corresponde pagar de ISR será más alta.

En la propuesta aprobada por la Cámara Baja se contemplan restricciones para que las deducciones sean válidas; por ejemplo, tener que pagar mediante cheque nominativo, tarjeta de crédito, tarjeta de débito o transferencia electrónica, los pagos de honorarios médicos y dentales.

––Pedro, el patrón quiere que le llevemos más leña.

––No chingues, los burros flacos no pueden y los gordos se hacen pendejos.

––No hay problema, “échasela a los burros de en medio.”

columnabizhunter@yahoo.com