BIZHUNTER

Periodismo íntimo

Bueno o malo, no lo puedo calificar en esos términos, pero el hecho es que el periodista es el hombre o la mujer más público de una comunidad. El político puede esconder sus pensares en un discurso, en un ejercicio retórico. Eso es prácticamente imposible cuando se han escrito a lo largo del tiempo miles de columnas, crónicas reportajes. Cuando día a día se analizan, debaten, comentan, documentan, informan, diversos acontecimientos y acciones humanas.
La pluma, poseedora de la memoria y de los pensamientos más íntimos de quien pretende utilizarla, traiciona a su dueño. Desnuda mente, alma, sentimientos, personalidad, miedos, ideas, ideologías, complejos, frustraciones, éxitos, vanidades, ambiciones, virtudes.
La pluma es también un arma de dos filos, un instrumento de poder pero también un cristal que vuelve vulnerable a quien la emplea, sobre todo al periodista de una pequeña comunidad, de una ciudad, de una región, que convive con aquellos a los que comunica y a los que en veces contradice, en veces critica, en veces pone en la picota de la opinión pública.
No en pocas ocasiones el periodista de provincia debe cumplir con la obligación de cuestionar al político o al líder amigo, o a cualquier personaje sabedor de que en la cafetería, en el restaurante o en el club se topará con él.  Sabedor de que afectará y lastimará a un conjunto de compañeros y familiares de dicho personaje.
Y mejor no hablemos, porque esa es harina de un costal más grande, de los riesgos que implica atentar contra intereses obscuros, ilícitos, criminales, de tu vecino, de quien sabe donde vive tu familia y a que escuelas acuden tus hijos. La historia reciente de México evidencia tales riesgos.
Pero el periodismo es más que riesgos e inconveniencias, es una profesión fascinante que te integra a la cultura, a la política, al acontecer social. Que te pone en contacto con las aspiraciones, los sentires, las problemáticas de la comunidad en la que vives. Que nutre tu espíritu y tus neuronas, que te une a seres humanos diversos, inteligentes, competitivos contribuyentes todos a la formación de una visión holística. Seres humanos como lo son mis lectores y mis colegas del Grupo Multimedios, de Milenio Laguna, a quienes les deseo una feliz navidad y un grandioso 2014.


columnadragones@yahoo.com