BIZHUNTER

Cultura y economía en La Laguna

Relevante es para la economía de La Laguna el hecho de que Miguel Riquelme, cumpliendo con su promesa de campaña, destinará significativos esfuerzos y recursos al fomento de la cultura en Torreón. Es verdad que la importancia de la cultura debe medirse, principalmente, en función de su contribución  a la integración social, al diálogo y al entendimiento entre los pueblos, al fomento de la autoestima individual y colectiva.  Sin embargo, ello no quiere decir que debamos subestimar el significativo valor económico de la cultura en el primer siglo del Tercer Milenio.
La economía creativa –que incluye los productos audiovisuales, el diseño, los nuevos medios informativos, las artes del espectáculo, la edición y las artes visuales– es uno de los sectores de la economía global de más rápida expansión, además de ser altamente generador de ingresos, de empleos y de comercio exterior.
De acuerdo al informe de las Naciones Unidas sobre la economía creativa, titulado “Mejora de los causes de desarrollo a nivel local”, el comercio mundial de bienes y servicios creativos alcanzó un nivel record de 624.000 millones de dólares en 2011, duplicándose con creces entre 2002 y 2011.
En momentos en que la comunidad internacional  diseña una agenda de desarrollo posterior al 2015 es vital reconocer el poder de los sectores cultural y creativo como motores de desarrollo”. Resulta oportuno, entonces, que el gobierno municipal entrante de Torreón de seguimiento a las recomendaciones mencionadas en el informe de la ONU:
·Revelar oportunidades identificando los activos de la economía creativa.
·Mejorar el acervo de información emprendiendo una recopilación de datos rigurosa para adoptar políticas coherentes de desarrollo de la economía creativa.
·Analizar los factores de éxito que contribuyen a abrir cauces para la promoción de la economía creativa local.
·Invertir en el aumento de capacidades a nivel local para potenciar a los creadores y empresarios culturales, a los funcionarios de la administración y a las empresas del sector privado.
·Posicionar la cultura creativa en los planes y programas municipales de fomento económico.
Agradezco al lector Javier Dávila el envió de la información básica de esta columna.


columnabizhunter@yahoo.com