BIZHUNTER

Comunidad lagunera: les deseo Feliz Navidad

El de visión maniquea que le gusta el color negro puede decir que en La Laguna todo está mal: la seguridad, la economía el gobierno, los liderazgos, etc. Al contrario, el que todo lo ve de color rosa puede decir que La Laguna es ideal para vivir, emprender y/o estudiar. Un servidor prefiere considerar a La Laguna como una metrópoli joven, vigorosa, con grandes potencialidades pero también con los problemas que conlleva una etapa, la adolescencia, donde no se es lo que se quiere ser y no se quiere ser como se es. Nos falta un buen, como dice Juan Pueblo, para alcanzar la madurez urbana de metrópolis como Querétaro o Guadalajara, pero seguro estoy que contamos con el temperamento, la voluntad y el material genético para llegar a ubicarnos entre las ciudades más competitivas del mundo. Es verdad que atravesamos por una coyuntura difícil, pero también es verdad que la inédita coyuntura nos ha cambiado para bien, nos ha    enseñado la necesidad de unirnos para proyectar juntos un mejor futuro. Prueba de lo dicho es que las organizaciones civiles comarcanas se han multiplicado. Pareciera que tal multiplicación es caótica y sobre dimensionada; pero, lo cierto es que el asociacionismo civil es un signo de desarrollo, una señal de que empezamos a recorrer el camino de aldeas globales exitosas.   Y la madurez no sólo empieza a entrar en las venas de la sociedad civil, también en las autoridades políticas se percibe tal transfusión. Por lo pronto Miguel Riquelme, antes de tomar el mando del Ayuntamiento de Torreón, ya hizo gran parte de lo que debe hacer el jefe de una comuna: escuchar los diversos grupos y representaciones sociales, concertar, pactar con ellos. Deber ser que en Torreón pareciera fue olvidado por las últimas administraciones. Deber ser que adquiere una connotación especial en una comunidad que se siente agraviada por los lejanía de sus autoridades locales.
Si algo intenté hacer en el 2013 es sembrar una idea que al mismo tiempo es requisito sine qua non en el Siglo XXI: Si La laguna desea empatar competitividad y ritmo de desarrollo con los de las metrópolis más exitosas, sociedad y gobierno deben esforzarse, trabajar, emprender juntos; en gobernanza, pues, a favor de dicho objetivo.
Feliz Navidad, amigas y amigos lectores.


columnadragones@yahoo.com.mx