Intelecto Opuesto

La visita del Presidente

La visita del Presidente Enrique Peña Nieto este día a Pachuca viene en inmejorable momento para la vida y momento político que se respira en el ambiente partidista y de aspiraciones para 2016 en Hidalgo; más allá del propósito original que es mostrar a la sociedad el proyecto del marco mural del cerro de Palmitas como parte del programa de prevención del delito, la estancia del mandatario nacional será una visita de señales y movimientos que esperan mostrar lo que muchos saben pero no se atreven a decirlo.

¿Que estarán presentes los que buscan la candidatura al gobierno del estado el siguiente año? ¿Qué se dará el espaldarazo a los proyectos hidalguenses de cara al final de la actual administración? ¿Qué será el inicio de la carrera por la silla gubernamental? ¿Qué habrá reunión privada previa y posterior?

Lo único seguro es que junto al Presidente, estará el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien solo ha faltado a una gira presidencial desde 2012 en la entidad –la de este mismo año en Francisco I. Madero-, y que en más de una ocasión ha sido ratificado por el propio titular del Ejecutivo federal como el jefe político hidalguense, el “hijo pródigo” de esta tierra como lo mencionara durante la presentación de la Ciudad del Conocimiento hace algunos años, y que volverá a la capital hidalguense como primera señal de apaciguamiento para los ánimos que se han desatado desde semanas atrás, tras la culminación de la última elección para diputados federales.

Junto a ellos, el gobernador Francisco Olvera, quien en más de una ocasión ha llamado a esperar los tiempos y a ser prudentes en las determinaciones tanto para buscar aspiraciones como para las formas en las que se buscan. Seguramente hablará con el Presidente del nuevo sistema de transporte Tuzobús con todo lo que ello implica desde que arrancó operaciones, seguramente repasarán los avances de la Ciudad del Conocimiento y seguramente se tocará el tema del nuevo Centro de Innovación Textil que estará en el estado. Los demás indicadores, son del conocimiento público: de las entidades con menos indecencia delictiva, de las menos endeudadas, pero a la vez, de las que más apoyo requieren del gobierno federal. El gobernador Olvera, como suele ser con las visitas presidenciales, será bien tratado.

En otro plano, el alcalde de Pachuca, Eleazar García Sánchez, de los pocos, muy pocos en verdad, que fueron apoyados desde su candidatura a la presidencia municipal en el país por el ahora Presidente. Que de entrada parece tener ante Los Pinos una imagen sui generis, edil que cumplirá cuatro años en el encargo, sede de la ciudad que le ha dado importantes resultados al Presidente e indicadores para sus propios informes, y que hoy se estarán saludando en el cerro de Palmitas.

 

eduardogonzalez.lopez@milenio.com