Intelecto Opuesto

Una más de violencia…

El pasado miércoles 4 de febrero alrededor de las 15:00 horas el director general del periódico El Mañana que se imprime en la ciudad de Matamoros en Tamaulipas, fue sustraído de forma violenta de sus propias oficinas, para posteriormente ser golpeado y amedrentado a propósito de la publicación de ese mismo día sobre la jornada de violencia que se vivió en el norte del estado, en cuatro ciudades fronterizas en donde enfrentamientos entre grupos del crimen organizado, el domingo y el martes, dejaron un saldo de nueve muertos y diversos bloqueos carreteros.

Como lo narró la propia gente del rotativo “llegaron unos jóvenes con vestimenta y actitud normal a preguntar por el director, Enrique Juárez, quien ya estaba atento a la situación pues considera que ya tenía conocimiento de lo que buscaban. Él puso resistencia, los enfrentó con un cuchillo y de nada sirvió, eran cuatro y le aventaron un garrafón de agua, se lo estrellaron en la cabeza y se lo llevaron sometido fuera del periódico y se lo llevaron en una camioneta por más demedia hora, diciéndole, golpeándolo, que no volviera a publicar nada de la inseguridad en Matamoros, que esa es la orden para todos los medios”, relató a Radio Fórmula el director editorial que atestiguó todo.

A pesar de lo ocurrido, ayer por la mañana el procurador de Justicia de Tamaulipas, Ismael Quintanilla, aseguró que no hay alerta entre la población luego de los recientes enfrentamientos y bloqueos carreteros y explicó que los enfrentamientos son “consecuencias de los operativos” que la Marina, la Sedena y la Policía Federal están realizando en la entidad.

Incluso Roberto Campa, subsecretario de Prevención de la Secretaría de Gobernación, consideró que los hechos de violencia en Tamaulipas se deben a “reacomodos de la delincuencia”.

Contrario a la postura política, la alcaldesa de Matamoros, Leticia Salazar y el Consulado de Estados Unidos en esa ciudad, alertaron en redes sociales sobre los hechos, pidiendo a la población no salir a la calle y tomar precauciones.

La escena se parece a 2009 y 2010, al sexenio calderonista de los enfrentamientos y el desorden en las plazas que controla el crimen organizado; por ende, la psicosis no se ha hecho esperar y aunque se diga una y otra vez que no pasa nada y que todo está bajo control para el gobierno federal y las fuerzas armadas, nadie quiere estar cerca de un hecho parecido el México de años anteriores.

Aunado a ello, el hecho se agudizó no solo por ser de inseguridad, sino por consumarse un nuevo atentado en contra de la prensa en México; precisamente, horas después de los ocurrido en Matamoros, en Xalapa personal de la Procuraduría General de la República le confirmó a Jorge Sánchez, hijo del editor de la “Unión”, Moisés Sánchez, que el cuerpo encontrado e identificado por los servicios periciales en Veracruz, corresponden a los de su padre, otro periodista desaparecido, reportado desde el 3 de enero pasado y que ahora, confirman, fue encontrado muerto. No regresemos a la violencia, por favor no.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu