Intelecto Opuesto

¿Quién supervisa al turismo de aventura?

Ayer dos mujeres jóvenes fallecieron en Hidalgo al accidentarse el globo aerostático en el que emprendieron un viaje de esparcimiento en compañía de otras 11 personas; sin apoyo médico, sin seguro de viaje, sin certificación aparentemente de autoridades oficiales, el paquete de vivir la experiencia de viajar en globo con amigos, con los seres queridos, se tornó en una verdadera tragedia.

Como suele ocurrir en nuestro país, hasta que no pasan las cosas no se busca ponerle solución o indagar en el asunto, y será ahora, tras este penoso incidente que se intente regular la operación de prestadores de servicios turísticos que ofrecen viajes en las alturas.

Ayer tuve la oportunidad de charlas vía telefónica con una de las representantes de la Familia Cortes Domínguez de la empresa Club Aerostático Nacional y Sepansa y dueños de la Hacienda de Apulco en Acatlán, sitio en donde se opera un tour en el que se incluye viaje en globo, una actividad en la que llevan casi cuatro décadas sin ningún percance en ninguno de los vuelos.

Precisamente, de la zona en donde realizan sus actividades, fue de donde se tuvo el reporte del globo que horas después de hacerse público el accidente, se supo que pertenecía a un particular que se encuentra gravemente herido y que también oferta viajes turísticos desde hace varios años en la región de Tulancingo.

Tras las primeras investigaciones las autoridades se encuentran indagando si se contaba con los permisos, pero más allá de eso, si existía la certificación necesaria y los conocimientos para la contención de situaciones de emergencia como la ocurrida ayer.

Pobladores de la zona en donde se precipitó el globo, en la comunidad conocida como Barrio del Yolo entre Acatlán y Agua Blanca, comentaron a la reportera de MILENIO Hidalgo, Janet Barragán, que no era la primera ocasión que algo así ocurría en la zona.

Detallaron que por lo menos un par de incidentes más de han presentado en el último año, y temen por la seguridad de os habitantes que regularmente se encuentran en dichos espacios, incluidos menores de edad y adultos mayores. El incidente de ayer ocurrió a escasos metros de una vivienda.

La representante de Club Aerostático Nacional y Sepansa, pidió a las personas que estén interesadas en vivir la experiencia a que contraten a empresas certificadas, "no por menores costos arriesguen su seguridad ante esta maravillosa actividad", expresaron en un comunicado en donde fijaron su postura ante señalamientos donde se decía que desde su empresa había salido el globo. Sin embargo, a pesar de no haber estado involucrados, afirman que ya sufrieron daño colateral al tener planeados viajes de Semana Santa que al parecer ya fueron cancelados ante la información nacional de lo ocurrió ayer en Acatlán, en el estado de Hidalgo.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com