Intelecto Opuesto

No es suficiente una protesta

El presidente de la Comisión de Seguridad en el Senado, el hidalguense Omar Fayad Meneses, pidió a los presidentes municipales del país que hayan sido o estén siendo amenazados por grupos del crimen organizado a que acudan con las autoridades del orden estatal, federal y militar pues de acuerdo a su visión “no es suficiente una simple protesta pública”.

Contrario a lo que para muchos significaría esta declaración, en el sentido de que parecería que es una evasión a la realidad o una situación que se pretende o intenta verse como ajena para el centralismo gubernamental, el ex alcalde de Pachuca habla con justa razón.

“Yo creo que lo que debe hacerse cuando realmente hay un temor fundado por amenazas, hay que acudir inmediatamente y no dejar a las circunstancias, o pensar que las autoridades competentes lo van a hacer por un dicho en una declaración pública simplemente a los medios de comunicación. Yo creo que es más complejo el tema”, señaló en la semana ante medios de comunicación en la Cámara Alta.

El también Presidente del Consejo Consultivo de la Federación Nacional de Municipios de México pidió a los alcaldes que participen en el combate a la delincuencia organizada poniendo el alerta a las autoridades federales mediante la información de que se disponga en el ayuntamiento.

“La información que devenga de sus estructuras, de sus jueces de barrio, de sus presidentes de consejos de colaboración, la ciudadanía sabe muchas cosas y el alcalde puede ponerla en conocimiento de las autoridades estatales y federales, para beneficiar a su municipio y para garantizarse su seguridad”, fueron las frases del ex diputado federal.

Es curioso, puesto que Fayad Meneses gobernó la ciudad de Pachuca de 2006 a 2009, época medular en lo que fue el surgimiento de la declaratoria de guerra al crimen organizado por parte del entonces presidente Felipe Calderón; en dicho momento, en la capital hidalguense comenzó a gestarse un problema que derivó años después, en 2009, en la contaminación de las corporaciones de seguridad a manos de la delincuencia, proceso que sigue bajo investigación por cierto.

Entonces, la recomendación del senador en la actualidad para alcaldes como Leticia Salazar de Matamoros, quien pide a la población de su región esconderse del narco y no salir de sus hogares, o la del ahora desaparecido alcalde de Santa Ana Maya, Michoacán, Ygnacio López Mendoza, quien incluso se plantó a las afueras del Senado en octubre para pedir más recursos a municipios pobres y solicitar ayuda en seguridad, es la de, primero, acudir a las instancias, brindar la información necesaria y evitar la protesta, ¿por qué? para no evidenciarse y exponerse más.

Tiene algo de razón Fayad, cada alcalde de este país que sienta que tiene problemas de seguridad, que no puede enfrentar su municipio, debe acudir en primera instancia al gobierno del estado para que formalmente solicite apoyo al respecto y brinde toda la información necesaria.

http://twitter.com/laloflu