Intelecto Opuesto

Los satélites mexicanos

El uso del Internet en nuestro país pasó de convertirse de un lujo a principios de la década pasada a una necesidad que incluso se requiere en las zonas rurales y en comunidades indígenas de nuestro país.

La eterna promesa de llevar tecnología y modernización a todos los rincones y que siempre ha quedado en eso, una promesa, parece tener un cisma de planeación con la llegada de la innovación aeroespacial.

El gobierno federal informó del plan de lanzamiento de satélites mexicanos, con el que afirman se permitirá brindar servicios de telecomunicaciones necesarios para todo el territorio nacional.

Según los datos del gobierno de Enrique Peña Nieto, el proyecto en materia de comunicaciones se denomina Sistema Satelital Mexicano (Mexsat) –totalmente diferente al privatizado Satmex- y busca la fabricación y puesta en órbita de los satélites Bicentenario, Centenario y Morelos III para brindar servicios como telefonía, Internet y banda ancha.

Para la operación del mismo se construyó el Centro de Control y Monitoreo Satelital Mexicano inaugurado el 29 de noviembre de 2012 en donde se realiza el monitoreo de telemetría y comando, así como las maniobras y análisis orbital de lo que serán los tres satélites del sistema. Además, se cuenta con la participación del astronauta José Hernández Moreno, quien actualmente es asesor de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) e impulsor desde hace varios años de la Agencia Espacial Mexicana.

México se ubica como el país número 64 en la adopción de banda ancha en hogares y en el número 92 en móviles de un total de 192 naciones de acuerdo con la Comisión de Banda Ancha para el Desarrollo Digital, entidad perteneciente a la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Ahí se señala que en México la adopción de Internet de alta velocidad en móviles está a punto de alcanzar al número de conexiones fijas en hogares y que el 10.9 por ciento de los mexicanos tiene conexión de banda ancha.

Los esfuerzos no paran ahí. Los países de América Latina, entre ellos México, pidieron a la Comisión Económica para la región (CEPAL) que lleve a cabo un nuevo estudio sobre los beneficios del uso de la frecuencia de 450 megahertz para masificar la banda ancha móvil en la zona. Ese informe, que fue presentado durante la séptima reunión del Diálogo Regional de Banda Ancha realizada el 1 de octubre en Barcelona, España, servirá de base para confeccionar el nuevo estudio.

En ese encuentro, que contó con la presencia de representantes de Chile, México, Perú y Uruguay, se debatieron los pasos a seguir para la instalación de un nuevo cable submarino entre Europa y América Latina que serviría de enlace para la conexión de datos.

Sería más que interesante, con esto, dejar de ser territorio Telcel y poder ser una nación conectada con banda ancha del propio gobierno federal. Esperemos que así sea.

http://twitter.com/laloflu