Intelecto Opuesto

La salida de Carstens

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens Carstens anunció ayer su salida de la reserva mexicana para emigrar a Suiza en donde se integrará en 2017 como gerente general del Banco de Pagos Internacionales, la entidad que agrupa a 60 bancos centrales de países que representan el 95% del PIB mundial.

Según detalló MILENIO en diversas notas sobre el tema, el nuevo gobernador de la institución deberá ser nombrado por el presidente Enrique Peña Nieto. El funcionario debe salir de la misma Junta de Gobierno del banco central que está integrada por cinco miembros.

Antes de pensar en reemplazos, se cuestionó en la opinión pública el por qué de la salida de Carstens; lo primero, se pensó en la inestabilidad económica y el riesgo latente de una devaluación o crisis como efecto inmediato de la determinación del gobernador del Banxico. Sin embargo, a esos niveles de responsabilidad en el servicio público la decisión fue todo menos una sorpresa o una situación abrupta.

¿Qué motiva a Agustín Carstens a dejar su puesto en México?, sin lugar a dudas es una de las figuras emblemáticas con el poder, peso político y perfil profesional que cualquier gobierno o entidad financiera mundial desearía tener; sus motivos, más allá de los personales, deben estar ligados a la relación que dicen mantenía con el gobierno federal.

Según cuentan las cosas no eran nada tersas entre los funcionarios de la Hacienda federal y el gobernador del Banco de México desde la reforma fiscal promovida por el Presidente Enrique Peña Nieto en 2013. Las modificaciones fiscales, que tradicionalmente se ven con el Banxico, no fueron consideradas y se lanzó una política pública de consecuencias para las medidas de política monetaria, las tasas de intereses y la desaceleración, factores que hoy son comunes entre las noticias que a diario leemos.

Se habla de divorcio de objetivos entre Carstens y los secretarios de Hacienda que ha tenido el país en este sexenio, el último y el actual, por ello se entiende que la decisión del Doctor en Economía en ser parte de un organismo internacional para quizá volver a figurar como pieza clave para al Fondo Monetario Internacional.

¿Qué consecuencias traería su salida?, Banxico será más estricto ahora, y quien llegue como sucesor deberá ser una pieza a tomar en cuenta por las autoridades del gobierno federal para evitar lo que pasó de unos meses a la fecha: la caída del peso, la tardía reacción de las autoridades para el tipo de cambio, para evitar la inflación que cuando se presenta no se puede detener.

¿Quiénes llegarían propuestos por el Presidente?, aunque ya se mencionaron muchos nombres de personajes al interior del propio Banxico y de la SHCP o de entidades financieras privadas, los más posicionados serían el subgobernador del banco, Manuel Ramos-Francia; Alejandro Díaz de León, quien también es subgobernador, y el actual secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com