Intelecto Opuesto

Que ya salga Pemex a aclararlo todo…

Ayer se dieron en diferentes escenarios legislativos posiciones encontradas sobre un mismo tema que involucra en este caso al estado de Hidalgo: sí, el proyecto de la refinería Bicentenario de Pemex, la segunda según decían, necesaria para el país, en la zona de Tula en donde ya se encuentra la planta Miguel Hidalgo.

Lo que comenzara por allá de 2008 y 2009 como un pronunciamiento más asemejado a un chascarrillo político de parte del entonces presidente Felipe Calderón sobre la necesidad del país de tener una nueva refinería para abaratar los costos de los combustibles, terminó en una maraña administrativa y legaloide por generar las condiciones necesarias para conseguir un predio para que el capricho de un presidente se pudiera cumplir.

Hidalgo adquirió un polígono de 700 hectáreas para donárselo a Pemex; el gobierno del entonces mandatario Miguel Ángel Osorio endeudó a la entidad con Banamex, luego se reestructuró el empréstito. Dicen que es de los mejores del país pues se pagan las tasas de interés más bajas y el plazo más largo para amortizar la deuda, que al final sigue y seguirá siendo una carga para quien esté en turno en el Ejecutivo estatal, digan lo que digan.

Les compraron sus tierras a ejidatarios, el sustento de cientos de generaciones en la zona agrícola de la región Tula-Tepeji, sitio de recepción de aguas residuales del Valle de México, con suelo propicio para siembra de forraje, maíz, vegetales en su mayoría y que ahora no es más que una polvadera sin oficio ni beneficio.

A todos nos pega el tema porque el petróleo se dice es de los mexicanos. A todos nos interesa porque en su momento hemos visto como crecen países de Medio Oriente o Estados Unidos o Brasil a través de la inversión en el ramo, en la exploración, en la generación de productos derivados del oro negro.

La Cámara de Diputados de San Lázaro aprobó un acuerdo por el que solicita al director general de Pemex, Emilio Lozoya, hacer del conocimiento público las razones por las que no se menciona a la refinería Bicentenario en el Plan de Negocios 2014-2018 de la paraestatal, la construcción de la nueva refinería en Tula. ¿Será por qué se va a privatizar Pemex? ¿O acaso por qué se volverá a reinventar el proyecto con participación de empresas extranjeras? ¿Quizás ya se vendió el proyecto a una compañía española o de Texas y ellos darán las respuestas?

Lo mismo que usted pensó al leer esto es lo que pasa por la mente de todos los involucrados. No hay nada claro, no hay nada preciso y nadie sale a aclarar el asunto.

En Pachuca, los diputados locales (quienes en la 60 Legislatura aprobaron el crédito del endeudamiento para la refinería) también debatieron sobre el tema; unos pidieron explicaciones, otros se hicieron los omisos, pero lo único cierto es que se han invertido más de 4 mil 400 millones de pesos para investigación y estudios de pre inversión del proyecto que parece ser el primer gran fracaso transexenal.

http://twitter.com/laloflu