Intelecto Opuesto

Una ruta para el crimen

Los gobiernos de Hidalgo, Estado de México y Querétaro deben subir a la mesa de seguridad con Gobernación el tema de los recientes hallazgos de laboratorios clandestinos en Nopala de Villagrán y Huichapan, pues de no atenderse con prontitud y seriedad el tema podría crecer.

Es visible que las organizaciones criminales, de cualquier tipo, ubicaron a Hidalgo como un estado de paso, tranquilo hasta cierto punto, en donde se podían asentar cierto tipo de células para operar a discreción, como parece lo han hecho.

Y es que también es innegable que la ruta trazada entre los límites de Estado de México, Querétaro e Hidalgo para llegar a San Luis Potosí y de ahí a las zonas norte y golfo del país se ha aprovechado por la delincuencia.

Si no, ¿qué hacen tres laboratorios clandestinos para la fabricación de droga sintética en dichas zonas y que han sido desmantelados en este año? O ¿qué tal los sembradíos encontrados en La Misión, municipio de la sierra alta en donde por la orografía y relieve del territorio hidalguense se presta para poder establecer casa de seguridad, laboratorios, almacenes y demás?

Por lo pronto, el propio gobernador Francisco Olvera Ruiz ya señaló que la entidad está en alerta tras el descubrimiento de un narcolaboratorio en el municipio de Huichapan; además, reveló que esto ha obligado a que funcione prácticamente una vez por semana el Grupo de Coordinación Interinstitucional en la que está la comandancia de la 18 Zona Militar, el delegado de la PGR, el delegado del Cisen, la PF, policía del estado y municipios, para revisar semana por semana cuáles son los incidentes y estableciendo mejores estrategias. El mandatario indicó que hasta el momento no se ha identificado qué organización criminal o cártel está detrás de estos narcolaboratorios, lo cual no es menos importante al hecho de garantizar la seguridad de la población, que es la principal prioridad.

Resta decir que este problema parece haberse acrecentado de forma más dinámica con la llegada de nuevas administraciones municipales en 2011; en el caso de los citados Nopala de Villagrán y Huichapan, ambos de administraciones del Partido Verde Ecologista de México, con trabajo pendiente en materia de seguridad e inteligencia.

Quizá es la falta de coordinación entre instancias o que no existe una comunicación efectiva, pero el hecho es que se da en esta zona sur de Hidalgo la presencia de crimen organizado, que si bien está en diversas modalidades al de las zonas que presentan violencia entre grupos, no se está exenta de un problema de tal índole.

El gobernador remató ayer sobre si la delincuencia está encontrando nichos en Hidalgo para establecer lugares en donde poder planear delitos o para fabricación de droga, consideró que por la tranquilidad que se vive pudieran pensar que es una alternativa, lo que buscarán replegar con las reuniones de planeación con las instancias gubernamentales de los tres órdenes

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu