Intelecto Opuesto

La revisión de los Ministerios

Tras el anuncio de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo de que serán evaluados los Ministerios Públicos y sus integrantes a través de una especie de encuesta de calidad entre la población que acuda ante las instancias judiciales a interponer una denuncia, surgen diversas interrogantes.

De acuerdo con el programa presentado en días pasados por la fiscalía hidalguense, el personal de la Contraloría Interna supervisará los procesos de atención e iniciación de una averiguación previa, revisarán bienes inmuebles, equipo de cómputo y activos resguardados por los funcionarios.

Ante alguna queja o denuncia por mala atención al ciudadano, se podrá iniciar un procedimiento interno y tras una investigación, afirma en su información la Procuraduría, se podrá determinar si el personal en cuestión amerita una sanción.

El endurecimiento de las medidas en contra de los impartidores de justicia –cuyo proceso inicia desde el personal que toma la denuncia, pide testimonios, imprime las hojas y participa en el inicio de la averiguación previa- parece responder a un paliativo tras la ratificación del procurador Alejandro Straffon como procurador del estado.

Durante los primeros tres años como Procurador, Straffon señaló en repetidas ocasiones que el combate a la negligencia y la corrupción era una tarea primordial para la dependencia; sin embargo, en diversas ocasiones se supo por información periodística y en medios de comunicación que en casos como el presunto infanticidio en Tulancingo, la actuación de los integrantes de la agencia del MP había dejado mucho que desear, más por omisión que por actos de corrupción.

Pero ¿qué es lo que orilla a una desmotivación laboral dentro de las oficinas de justicia? ¿por qué se tiene que seguir lidiando con personal al que parece no importarles, ya no el dolor ajeno, el simple hecho de realizar su trabajo?

Parece que el Procurador pretende llegar al final del asunto con este llamado de atención para los peritos, ministerios públicos y demás empleados de una instancia para la denuncia.

De acuerdo con el titular de la Contraloría Interna de la PGJEH, Jesús Ramírez Barragán, el programa de evaluación está diseñado para que se le permita al personal de revisión, incidir en casos de negligencia o corrupción en que pudieran presentarse. “Si detectamos que de manera injustificada el personal no se encuentra en su sitio de trabajo iniciarán un procedimiento administrativo para aplicar la sanción correspondiente”, afirmó el funcionario.

La tarea apenas comienza y parece que tendrán que tomarse su tiempo para acudir a cada una de  las 52 agencias del MP que existen en el estado y en donde no se necesita ser adivino para conocer que ahí, dentro del inicio de la cadena de la impartición de justicia, existen obstáculos que enturbian el propósito de que esta sea pronta y expedita.

http://twitter.com/laloflu