Intelecto Opuesto

Responsables de la basura

No hay plazo que no se cumpla y ayer en el Cámara de Diputados fueron aprobadas las reformas a la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, que establece la responsabilidad de alcaldes, regidores, presidentes municipales y autoridades de las entidades federativas que autoricen o permitan el funcionamiento de tiraderos a cielo abierto, y la operación de sitios de disposición final que no cumplan con la normatividad vigente.

De acuerdo con el dictamen, las entidades federativas y el ayuntamiento, tendrán a su cargo la gestión integral de los residuos de manejo especial y la autorización de su manejo integral. Por ningún motivo se considera como manejo integral, depositarlos en tiraderos a cielo abierto o que no se realicen en cumplimiento estricto de las disposiciones normativas vigentes aplicables.

Con las modificaciones se faculta al gobierno federal a imponer sanciones y medidas que resulten aplicables en caso de incumplimiento a las autoridades locales. La misma, será extensiva a colaboradores administrativos con cargo de decisión que hayan participado en las autorizaciones correspondientes u omitan impedir el establecimiento de tiraderos a cielo abierto, para lo cual se atenderá a las leyes de responsabilidad penal, civil y administrativas.

Lo anterior es bastante claro, ya que considera como conductas agravadas, las acciones u omisiones imputadas a funcionarios que autoricen o permitan la instalación y operación de los tiraderos respectivos.

Según información de San Lázaro, también se define al Tiradero a Cielo Abierto como el sitio de disposición temporal o permanente de residuos sólidos urbanos y de manejo especial que no cumple en su totalidad con la normatividad aplicable vigente.

Lo anterior viene a coronar el trabajo que se ha realizado por varios años dentro de dependencias como la Semarnat federal, desde donde se ha visto la mano de hidalguenses al frente del tema. Hay que recordar que fue precisamente del Subsecretario de Fomento y Normatividad Ambiental, Cuauhtémoc Ochoa Fernández, quien trajo el tema desde los foros internacionales, pasando por las firmas de acuerdos y tratados donde México se compromete a reducir la emisión de gases de efecto invernadero, hasta la aprobación de la ley como se dio ayer en el Congreso de la Unión.

Cifras del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático detallan que México genera 117 mil toneladas diarias y 42.7 millones de toneladas anuales de residuos sólidos urbanos. La generación per cápita se calcula en 0.957 kilogramos por día. Revalorizar la basura o darle un valor agregado a lo que tiramos es el siguiente paso en lo que parece ser la nueva etapa que tendrá que vivir el país en sus pueblos y comunidades, pertenecientes a municipios, para que se realice una correcta disposición de los desechos sólidos urbanos.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com