Intelecto Opuesto

¿Se renovaron los partidos?

Con el cierre de año se cerraron ciclos al interior de los partidos políticos en Hidalgo; con el surgimiento de las tres nuevas expresiones nacionales, los nuevos partidos, los tradicionales como PRI, PAN y PRD han tenido que realizar modificaciones sobre la marcha, elecciones internas, toma de decisiones que implica mover grupos y definir planes electorales, con miras a lo que será el proceso federal de 2015.

A ellos su sumaron en la misma medida Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza y el Partido Verde Ecologista de México; sólo el Partido del Trabajo parece haberse guardado los procesos de incipiente democracia para mejor ocasión. Y es que ante la llegada de una nueva elección, la de mitad de sexenio federal, la opinión pública mantiene muy malas calificaciones sobre los partidos políticos y sus representantes en todo el país.

La acción de reinventarse parece ser de menos un paliativo al castigo por abandono a la población, cosa que en cierta medida sí han hecho todos los institutos políticos y en alguna medida todos los representantes populares.

En Hidalgo, las dirigencias de prácticamente todos los partidos ya han sido o están en proceso de ser renovadas, así como sus principales organizaciones y estructuras, así como sus comités municipales y por ende, la toma de determinaciones irá en torno a quienes se queden a cargo y al mando de los grupos políticos en la entidad.

Los primeros en realizar adecuaciones y conforme a sus estatutos nacionales y aprobación de documentos en su CEN fueron los del PRI, quienes desde la mitad del año iniciaron el proceso de renovación de oficinas municipales, luego de algunas organizaciones del partido, posteriormente vendrá su convocatoria para candidatos el 21 de diciembre, registros y posiblemente cambio de dirigente para principios de 2015.

Después le siguió el PRD que a pesar del vendaval político y social provocado por el caso Iguala y Ayotzinapa, sobrevivieron a procesos internos tanto a nivel nacional como en el estado, siendo electo su nuevo dirigente, así como los nuevos encargados de las áreas que integran el secretariado del partido. A ello, se sumará la elección de candidatos, en donde se determinó ir en solitario, sin alianzas, para la elección de 2015.

Apenas ayer, el PAN en Hidalgo parece haber vivido uno de esos episodios inhóspitos de democracia pues de un zarpazo le quitaron el control del partido al grupo tradicionalista y de aparente “derecha moderada” que mantenía el poder en el blanquiazul desde por lo menos el año 2000 a la fecha. Tras elegir a su nuevo dirigente, Asael Hernández Cerón, tendrán que definir el rumbo para 2015, con candidaturas a diputados federales y con miras a ascender de nuevo en el escalafón político del estado en donde pasaron de ser la segunda fuerza a ser la cuarta.

¿Les alcanzará a los demás partidos con los cambios que están realizando? ¿Los nuevos dirigentes responderán a la exigencia ciudadana? ¿Los nuevos partidos estarán a la altura de la situación nacional y estatal?, esperemos que sí.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu