Intelecto Opuesto

¿Qué quieren los políticos?

Este fin de semana se tiraron las cartas sobre la mesa en dos de los principales partidos del país, el PAN y el PRD, en donde las posturas de sus principales actores reflejaron el momento que viven ante el escenario nacional, las reformas y el PRI en el poder.

Ernesto Cordero, ex candidateable presidencial de Felipe Calderón, ex secretario de Hacienda, de Desarrollo Social, actual senador, una persona que se considera voz autorizada dentro de Acción Nacional, pidió ayer a su partido actuar como verdadera oposición.

El legislador rindió su informe de labores legislativas en donde aprovechó los micrófonos para decir que la renovación de dirigente nacional del PAN, es el tema que los ocupa como militantes blanquiazules, a la par de la participación de su partido en los temas nacionales.

Dijo que se deben de enfocar a un partido humanista y  se pronunció por un instituto político moderno, con ética y que acompañe a los gobiernos estatales.

En tanto, el líder nacional del PRD, Jesús Zambrano, se mostró satisfecho luego de que en el Consejo Nacional de su partido se aprobó la permanencia del sol azteca en el Pacto por México, aunque de forma condicionada a la aprobación de la reforma energética.

¿En qué país viven los dirigentes y principales actores del PAN y PRD, que deberían ser las substanciales fuerzas políticas opositoras al gobierno federal? Entiéndase que no por ser opositor debe ser contrario al intento de crecimiento o mejoramiento del país y sus condiciones; sino que desde sus distintas ideologías deben realizar propuestas alternas a las oficiales para el mejoramiento del entorno económico, social, político y cultural.

¿Qué acaso estos dirigentes creen que estando cautivos en un espacio de acción tan reducida como lo es el Pacto por México le están haciendo un bien al país?

En estos momentos el PAN está sometido a los designios de su actual líder nacional, Gustavo Madero y de su grupo legislativo en San Lázaro, puesto en el Senado no las tiene todas consigo.

En el PRD, Zambrano prácticamente está desarmado ante las diversas corrientes internas que no piensan meter las manos al fuego por él y que cada vez más se inclinan hacia Marcelo Ebrard quien podría llegar a la cúpula de dicho instituto para, desde ahí, comenzar una posible construcción de candidatura presidencial rumbo a 2018.

No podemos adivinar que pasa por la mente de los políticos pero si podemos augurar lo que sus acciones delatan y por ende, los resultados que se avecinan.

Una oposición presa del Pacto por México, poco colaborativa con el interés ciudadano y más apegado al oficialismo no sólo pende de decisiones ajenas sino que deja de ser una oferta atractiva para el electorado, que dicho sea de paso, es la base e importancia de un partido político en México, nada más.

http://twitter.com/laloflu