Intelecto Opuesto

La polémica universitaria

La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo se lanzó con todo en estos últimos días en contra del Poder Ejecutivo exigiendo el pago de un adeudo por más de 360 millones de pesos que supuestamente habían acordado con el gobernador Francisco Olvera Ruiz.

Horas después nos enteramos medios de comunicación y lectores de noticias, que el asunto escaló por lo que en apariencia fue una charla, una negociación, un intento de acuerdo para poder saldar el compromiso que se adquirió con la casa de estudios.

"Yo lamento que lo hayan llevado más allá de una simple llamada telefónica...", dijo ayer el gobernador Francisco Olvera Ruiz, quien está a escasos 10 días de dejar el cargo.

Ante esto surge una incógnita pues mucha gente aún no entiende con claridad por qué la UAEH debe recibir dinero gubernamental si es "autónoma"; o bien, si reciben cuotas de los miles de estudiantes por qué se ven en la necesidad de esperar presupuesto de la administración pública.

Para aclararlo la propia institución publicó un desplegado en medios impresos y comenzó una campaña en sus propias redes sociales y medios electrónicos, donde argumentan que hay un subsidio estatal, ordinario y extraordinario, que aprueba cada año el Congreso del estado, y en donde se establece la cantidad que el Poder Ejecutivo debe otorgar a la Universidad para su operación.

¿Qué es lo que hace la UAEH con este dinero?, según lo especificado, lo emplean en proyectos sociales, becas, pago de prestaciones a los trabajadores, pago a proveedores, impuesto estatal sobre nómina, mantenimiento e infraestructura e incluso el pago de un seguro de vida para los alumnos de la institución.

Ya que fueron los propios brazos universitarios los que se abrieron al escrutinio público; y ya que ellos son los que están solicitando transparencia de las entidades oficiales, sería pertinente ahora saber muchas cosas que no se revelan con la operación al interior.

Si se requieren de más de 360 millones de pesos para pagos de prestaciones, seguros de vida y becas, entre otros rubros que plasmaron en su desplegado, se debería rendir no solo un informe con el desglose (seguramente así ocurre en el seno), para que la comunidad universitaria y las propias autoridades tengan certeza de lo que se está haciendo y de la importancia de poder dotar de los recursos comprometidos para el beneficio de los estudiantes y trabajadores de la máxima casa de estudios hidalguense.

El gobernador Olvera Ruiz comentó que no se trata únicamente del tema del presupuesto que es compartido con la federación sino también de apoyos extraordinarios ofrecidos.

No hay duda que tanto Universidad como gobierno han trabajado durante la actual administración, por lo que es de llamar la atención que a días del final del presente gobierno realicen tan vistosas cruzadas que no hicieron más que crear una polémica que no existía.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com