Intelecto Opuesto

Sin opciones para circular

Los automovilistas de Hidalgo que cuentan con vehículos con más de 15 años de antigüedad no tienen más opción que dejar atrás sus unidades, en muchos casos su único patrimonio de movilidad personal, si es que desean circular los sábados en el Estado de México y Distrito Federal.

Tras una semana en la que regresó a la polémica el tema de la nueva verificación homologada con la zona metropolitana del Valle de México, en donde el estado es miembro de la Comisión Ambiental de la Megalopolis, las autoridades del estado señalaron que no se pueden particularizar los casos y se deben acatar las normas avaladas a nivel federal.

No se sabe cuál es la cifra real o actualizada de hidalguenses afectados por la medida, pero sí a que sector ya comenzó a perjudicar.

De acuerdo a datos que se dieron a conocer durante la discusión del tema en las cámaras legislativas, desde 2013, el mayor porcentaje de las emisiones de gases contaminantes de efecto invernadero son el ozono, el metano, el óxido nitroso, los halos carburos, provenientes de la industria y que representan el 77 por ciento, mientras que la de automotores sólo un 9 por ciento.

Según la organización CTS Embarq México, sí habrá una reducción de contaminantes en los primeros meses que están dejando de circular los sábados todos los vehículos con más de 15 años de antigüedad, pero con el paso del tiempo se elevarán otra vez por la compra de más vehículos que se incorporarán a la circulación.

El 65 por ciento de la población de la ciudad usa el transporte público, por lo que el siguiente nivel que se debe tratar para reducir más los niveles de contaminación es el que concierne a este servicio con 35 mil unidades que circulan en la capital del país y la zona metropolitana mexiquense e incluso en Hidalgo.

Los productores de barbacoa que expenden los fines de semana en el DF fueron los primeros en alzar la voz. Los comerciantes que acuden a surtirse de mercancía los sábados y domingos también ya están comenzando ver reflejado el asunto.

No menos importante, el caso de quienes llegaron a vivir a la zona limítrofe del estado pero que sus familias siguen en DF y Edomex y no pueden acudir los sábados si cuentan con autos añejos.

Sobra decir que también se vendrá en años posteriores el asunto de la chatarrización en donde los autos que dejen de ser usados para dar paso a la renovación de unidades, tendrán que tener un destino adecuado para evitar que dicha carga sea un problema en municipios, pues ya se ha tenido que aplicar programas para el levantamiento de autos abandonados por cuestiones de seguridad pública.

También está el aumento en uso de transporte foráneo para los sábados en donde tanto unidades llegaban al estado como muchas otras salían del mismo y no se ha especificado que sucederá. En todos los casos, la población ya es la más afectada y ante la nueva verificación –donde los mismos verificentros no saben tampoco mucho- sólo se tendrá que homologarse, dejar de circular o comprar autos nuevos.

http://twitter.com/laloflu