Intelecto Opuesto

Observatorios ciudadanos

Como su nombre lo dice, los observatorios ciudadanos son una herramienta de evaluación de los fenómenos sociales de carácter público, una especie de lupa que la gente puede emplear para realizar "observaciones" respecto a los temas de índole político, social, económico y global.

Aunque parezca una práctica innovadora para los gobiernos, se trata de un mecanismo que se ha empleado por muchos años dentro de lo cotidiano desde el grupo de vecinos, el concejo municipal, la representación ejidal, la asociación de padres de familia, el consejo editorial, en fin, donde siempre se ha buscado darle voz y opinión a la mayoría con el único de objetivo de mejorar.

Ahora, las nuevas formas de hacer política, curiosamente, requieren y necesitan del apoyo ciudadano para poder legitimar planes y proyectos como el que se pretende realizar en Hidalgo. Un gobierno que no solamente se distinga por las buenas prácticas, sino que cuente con el respaldo de la gente, precedido por lo más importante: la confianza.

Más allá de partidos o de ideologías, quien obtenga la fe social por llamarla de alguna forma, se estará adjudicando todo a su favor. Recordemos tan solo, por citar un ejemplo conocido en la política mundial, al ex presidente uruguayo José Mujica. El señor estuvo 5 años en el poder y bien pudo haberse quedado de por vida, por la simple y sencilla razón de que se ganó la confianza ciudadana nacional e internacional por sus buenas prácticas.

México no es Uruguay ciertamente ni pretende serlo ni podría siquiera. Sin embargo los conceptos son los mismos. Poder ganarse la confianza mediante la inclusión, la apertura de oportunidades para todos los sectores y eso es lo que en Hidalgo, el gobierno de Omar Fayad Meneses anunció que debería hacerse y seguramente así será.

Lo digo porque ya son muchas las opciones que se han dejado ir como para no hacer las cosas de la forma correcta; el mandatario hidalguense ha convocado en reiteradas ocasiones a la participación ciudadana y no es solo un discurso. Alcaldes, universidades, académicos, profesionistas, adultos mayores, jóvenes y todos aquellos que quieran estar involucrados son aptos de estar dentro del plan del gobernador.

A dos meses de haber tomado las riendas del Poder Ejecutivo, Fayad ya indujo a la mayoría a participar dentro de la elaboración del Plan de Desarrollo que ocupará su gobierno hasta 2022; ahora, busca que sean los ejecutores de dicho programa los que conduzcan de igual forma las acciones y metas y sea solo el funcionario quien las opere.

La primera gran oportunidad son los Observatorios Ciudadanos de Hidalgo, la herramienta que podría transformar la forma de gobernar y de hacer política si en verdad se toma en cuenta y se lleva a cabo.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com