Intelecto Opuesto

Por sus obras los conoceréis

El ritmo de vida de los habitantes de una ciudad siempre va en torno a los servicios con los que cuente, la funcionalidad de los mismos, así como con la movilidad existente.

Las grandes ciudades, el Distrito Federal por ejemplo, son una clara muestra del ritmo en el que se maneja la población. Ante el reto de una mejor y mayor movilidad que les permita aprovechar la mayor cantidad de tiempo para más actividades en un mismo lapso del día, la vida es más acelerada que en otras partes del país.

Sin embargo, poco a poco ese ritmo acelerado (por la falta de tiempo para hacer todo en un mismo día) y lento (por la poca capacidad de movilidad y medios para lograrlo) se va asemejando en la capital hidalguense como en el DF y Estado de México. Y no es la vecindad entre demarcaciones, sino la densidad poblacional, las obras de infraestructura, la planeación urbana y múltiples factores que ni los propios especialistas en desarrollo metropolitano han logrado comprender a totalidad.

Trabajando en el DF, por muchos años, me preguntaba hace algunos años si en verdad con un segundo puente sobre el periférico se podría dar una mayor fluidez al tráfico capitalino, cosa que evidentemente no sucedió ni con el segundo piso en San Antonio, ni con el del Estado de México desde el Toreo de Cuatro Caminos hasta Perinorte.

Cuando veo las obras públicas en Pachuca y la zona metropolitana, recuerdo mucho esas épocas en las que se planearon grandes edificaciones para el DF, pensando en que con ello se mejoraría no sólo el caos citadino a causa de la afluencia –excesiva- vehicular, sino que se alcanzaría una mejora en la calidad de vida por la reducción de tiempos en el tráfico.

Así pienso, es la meta prevista para las nuevas vialidades en Pachuca que fueron y están siendo modernizadas, además de adecuadas para la llegada del nuevo sistema de transporte masivo Tuzobús, entre otras cuestiones, propias del crecimiento poblacional de toda entidad en la actualidad.

El ejemplo más próximo es el que se vivirá en todo este mes de septiembre y octubre con la celebración de la Feria San Francisco Pachuca Hidalgo 2014 y la obra del distribuidor vial Plaza de Toros-Felipe Ángeles, que pondrá a prueba la paciencia de más de uno y su familia o amigos que acudan al recinto ferial y se tengan que estacionar demasiado lejos, o de plano no llevar auto o estar un buen tiempo esperando para accesar.

Me queda claro que la idea y el propósito es ayudar a una mejor movilidad vehicular con la obra de la SCT y el estado de Hidalgo, sin embargo, me quedo pensando si era realmente necesario distribuir el tráfico en esa zona, o hay otras de mayor preocupación para las autoridades y que son las que deberían ser apoyadas con este tipo de obras.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu