Intelecto Opuesto

Los nuevos maderistas

En Hidalgo, las corrientes internas del Partido Acción Nacional siempre se han destacado por ser asociaciones y grupos de militantes que por una u otra razón terminan por no comulgar (curiosamente) con la ideología del grueso del partido.

Es decir, cuando se conforma una corriente panista -de manera informal, de operación política- es porque quieren acceder a un cambio y no encuentran las formas para llegar al mismo.

El ejemplo lo vemos en la última contienda para dirigente nacional en donde como nunca antes se luchó por alcanzar el escalafón más alto de la dirigencia blanquiazul, poniendo incluso en entredicho la honorabilidad panista de sus máximos exponentes; léase bien, la honorabilidad panista, que tengo entendido es cuestiones de Acción Nacional puede que sea lo más importante para un militante, en ocasiones más que el tiempo y la experiencia o que el dinero aportado.

Los grupos que por primera vez compitieron de manera marcada en el PAN, formaron sus alianzas estratégicas en los estados. Hidalgo, que está lejos de ser un bastión albiazul como Baja California o Guanajuato, dio muestras de competencia interna en su máxima expresión: operación política de alcaldes, pronunciamientos de diputados locales y federales, coordinadores de campañas de ambos frentes, vaya, revivió un poco ese partido que había quedado rezagado en los últimos años en la entidad.

Para muchos, más allá del resultado, debe ser el inicio de una etapa en la que sumados y no divididos, den rienda al proceso de resurrección del PAN como justo y digno competidor de la política mexicana para 2015 y 2016 en Hidalgo y todos los estados en que participen.

Para sus interlocutores, debe ser la oportunidad para convertirse en verdaderos maderistas y dejar de lado la contienda, incluso para el propio Ernesto Cordero, Javier Lozano, Cocoa Calderón y compañía.

Optimismo en casa rule

Esperemos que todo resulte bien al municipio con el estudio que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) realizará en Plaza Independencia como requisito para recibir los 20 millones de pesos requeridos para rehabilitar el lugar y, posteriormente construir el Centro Cultural El Reloj.

Y vamos, el presidente municipal Eleazar García Sánchez es optimista y se muestra confiado en que en dos años cuatro meses, cuando termine su administración, la plaza haya sido rehabilitada.

¿Vale la pena? Por supuesto, si el plan sigue la ruta trazada el Centro Cultural El Reloj piensa incluir instalaciones como un teatro al aire libre, tienda, estacionamiento, entre otras áreas en lo que hoy es parte de Plaza Independencia, esto con una inversión total de 90 millones que serán invertidos en varias fases. ¡Suerte!

http://twitter.com/laloflu