Intelecto Opuesto

La negativa fue del PAN: PRD

Como aquí se pronosticó desde hace un par de semanas, la alianza PAN-PRD para la gubernatura en Hidalgo, que sería la piedra angular para una presunto frente opositor que ansiaban todos los personajes antagónicos al PRI y sus aliados, se desmoronó.

Al menos, eso es lo que se dice en el seno del PRD nacional, y además se le recrimina al PAN de no aprobar una política de alianzas local que diera pie a poder conformar una coalición con todos los elementos legales y además con el apoyo suficiente.

De acuerdo con el secretario de Estudio y Estrategia Política del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, Alejandro Sánchez Camacho, fue el Comité Ejecutivo Estatal del PAN en Hidalgo el que resolvió no ir en alianza con el PRD por lo que dijo, “en automático se canceló la posibilidad de ir juntos, por eso el binomio Tamaulipas-Hidalgo no se realizó”.

Sánchez Camacho dijo que ante la negativa del PAN de ir en alianza en Tlaxcala e Hidalgo, solo queda ir juntos en los estados de Veracruz, Oaxaca, Durango y Zacatecas, avaladas por ambos partidos desde hace una semana, de acuerdo con información obtenida ayer por MILENIO.

Si a eso le agregamos que Acción Nacional pretendía de todas a todas encabezar no solo la unión partidista para la gubernatura, sino más de la mitad de presidencias municipales y prácticamente todas las diputaciones locales plurinominales, se vuelve imposible el pacto electoral.

Según me confirman fuentes de ambos institutos en la entidad, hubo resistencia de parte de grupos bien estructurados en ambos consejos políticos, tanto los del PAN como los del sol azteca. Y es que, es bien sabido por todos los avezados en política hidalguense que el control del consejo estatal sigue recayendo en buena medida en el ex dirigente Alejandro Moreno Abud, principal opositor a las alianzas con el PRD.

Del otro lado, los integrantes de las corrientes Alternativa Democrática Nacional, Izquierda Democrática Nacional y Vanguardia Progresista, que enarbolan en buena medida en Hidalgo a José Guadarrama Márquez e Isidro Pedraza Chávez, se negaron desde un principio a ir con el PAN a las elecciones.

Las viejas rencillas políticas del pasado reviven y ahora deberán enfrentar un proceso único e histórico para Hidalgo, en donde habrán de ir no solo sin aliados, sino con planillas completas que garanticen equidad y paridad en el tema de género y jóvenes, y acordar de la mejor forma sus estrategias de cara a la suma final de votos con la que pretenden posicionarse el 5 de junio de 2016.

Como colofón, la posible conformación de un frente de antipriistas conglomerados en una misma planilla también parece quedar de lado; ahora el PAN podrá postular por su cuenta a Francisco Xavier Berganza, y el PRD, elegir entre sus 3 precandidatos.

 

eduardogonzalez.lopez@milenio.com