Intelecto Opuesto

Más multas por conducir ebrio

Ayer fueron aprobadas una serie de reformas al reglamento de Tránsito y Vialidad de la ciudad de Pachuca de Soto, la capital del estado de Hidalgo, zona que es ya considerada parte de la región metropolitana del Valle de México por su cercanía de 90 kilómetros con el Distrito Federal y el Estado de México.

Dentro de las principales reformas se dieron pie a los cambios presentados está la reglamentación municipal para el proyecto del Tuzobús, la puesta en marcha de los dispositivos para controlar los límites de velocidad (programa Radar), así como la instalación de parquímetros para 2014 en la zona Centro de Pachuca.

De acuerdo con el presidente municipal, Eleazar García, se viene trabajando desde principios de año en las campañas de difusión de una mejor cultura vial que implica conducir con precaución, respeto a los límites de velocidad, amabilidad y reducción de muertes por choques ocasionados por el alcoholismo y el exceso de kilometraje.

Por lo mismo, además de la regulación propuesta para el reglamento y las adecuaciones administrativas, se considera como sanción grave poner en riesgo de atropellamiento a transeúntes y ocasionar accidentes de otros vehículos, así como incumplir la señalización de los semáforos, no respetar el alto de la luz roja, entre otras cuestiones que podrán ser multadas con las cantidades más elevadas.

A los conductores de los vehículos automotores bajo el influjo de bebidas alcohólicas o sustancias toxicas, será la conducta sancionada con mayor rigor por lo que se podría aplicar hasta 150 veces el importe del salario mínimo vigente en el estado que es de 61.38 pesos al día, lo que resulta en más de 9 mil pesos de pago por infracción si es que uno maneja borracho y es detenido por la policía municipal.

No es la primera ocasión que en Pachuca se implementan este tipo de medidas para reducir los índices de muertes por choques vehiculares relacionados con el alcohol y la velocidad, e incluso tampoco es la primera vez que se mencionan tales cantidades, que alguna vez llegaron a ser las multas más caras del país, hoy no lo son.

Según los regidores de Pachuca, en el reglamento no se pretenden aumentar las sanciones, sino únicamente adecuarse a las conductas a sancionar.

Pachuca siempre ha sido señalada como una ciudad en la que se maneja mal, a prisa, sin respetar los señalamientos, con señalética rara y confusa, con “vuelta inglesa”; de ahí que el despistado o mareado al volante siempre tiene accidentes en vías como el Felipe Ángeles, Río de las Avenidas, Everardo Márquez o el Colosio, los boulevares de mayor flujo y velocidad.

Será un nuevo episodio, pues, entre la sociedad pachuqueña y sus autoridades, en busca de ahora si crear una verdadera cultura vial de respeto, cordialidad y sobre todo de precaución para evitar sucesos fatales y pagos exagerados.

 http://twitter.com/laloflu