Intelecto Opuesto

La mesa política ¿de los partidos?

El secretario de Gobierno, Fernando Moctezuma, señaló que luego la acreditación de los tres nuevos partidos en la vida política del estado resta el aval del Instituto Nacional Electoral en Hidalgo para poder incorporar a la mesa que mantiene la Segob estatal con las fuerzas partidistas rumbo a la creación de una nueva ley electoral para la entidad.

El encargado de la política interna hidalguense fue muy claro al señalar que los temas de la mesa política son los que los partidos proponen, los que sus representantes discuten y llevan ante las autoridades a fin de detallar un documento que contenga todas las aportaciones aprobadas y que sea la base para la propuesta que hará el Ejecutivo al Congreso local.

Según Moctezuma Pereda, la mesa política no ha parado desde que comenzó este año en donde se reúnen 3 veces por semana y en donde se fijaron como meta alcanzar a finales de octubre un avance para el Código Electoral.

Los dirigentes de los partidos con registro en la entidad, más los 3 nuevos que se sumarán en fechas próximas, tendrán que armonizar ya lo antes posible los temas nacionales con los locales, las propuestas de todos y cada uno de los institutos y sobre todo, que no se saque una ley parchada como dice el propio Fernando Moctezuma.

Aunque todo aparenta ir muy bien y cada que se le pregunta tanto a gobierno como a algún partido sobre el tema se sabe poco o nada (la ciudadanía que a final de cuentas representa al electorado debe estar informada), la realidad dista de ser la mejor.

La mesa, argumenta el secretario de Gobierno, es de partidos políticos; sin embargo se negocia en segundo piso de Plaza Juárez. Las propuestas, que son los temas que suben los dirigentes políticos –al PRI le conviene menos pluris, al PAN las alianzas, al PRD las alcaldías de 4 años- terminan siendo buenas intenciones que al final podrían quedar de lado si la asesoría jurídica estatal determina redactar una iniciativa ortodoxa.

En fin, parece que hay la impresión de que la mesa política no es plenamente de los partidos políticos como quieren dar a entender tanto a la prensa como a la poca ciudadanía enterada, que ese punto es el que debería de concernir a los partidos. Informar a sus militantes y a la ciudadanía sobre lo que se pretende hacer: una nueva ley electoral con la que podrán ejercer su derecho al voto, a la democracia, a poder participar en la vida política de su comunidad, de su municipio, estado y país.

Si los partidos continúan con su “sana distancia” para con la ciudadanía cuando no es época electoral, no habrá mesa política o de trabajos previos a una nueva legislación en la materia que termine por convencer o agradar a los votantes. De nuevo riesgo de abstencionismo y alejamiento.

http://twitter.com/laloflu

eduardogonzalez.lopez@milenio.com