Intelecto Opuesto

Un mes de campaña

Los candidatos a gobernador y gobernadora de Hidalgo llegan a una etapa definitoria en el que se deben tomar determinaciones que serán claves para la votación del próximo 5 de junio.

Y es que se ha cumplido un mes desde que inicio el andar proselitista por todas las regiones del estado y los números son claros. Los partidos y sus candidatos cuentan con elementos para poder tomar algunas decisiones si es que quieren obtener resultados.

De inicio, los aspirantes del PAN y PRD, Francisco Xavier Berganza y José Guadarrama Márquez, deben sentarse con sus respectivos equipos y buscar reunirse antes del debate entre contendientes a al gubernatura el 14 de mayo, pues de acuerdo a sus propias palabras cotejarían quien suma más adeptos que el otro para buscar sumarse, pues no hubo alianza oficial entre partidos.

Lo veo difícil y no por las posibilidades sino por los personajes, por los proyectos que son diferentes y sobre todo por los egos políticos. La realidad es que la famosa promesa de declinación a favor de un frente opositor no se dará por segunda ocasión consecutiva en una elección hidalguense para gobernador. La de 2010 fue de escritorio y terminó con traiciones. La de 2016 fue de promesa y palabra, y tampoco se dará.

En tanto el aspirante de la alianza PRI, PVEM y Nueva Alianza, Omar Fayad Meneses, disfruta de una contienda cómoda, con pocas preocupaciones y sin la presión mediática de otras campañas. Algo que creo no se volverá a repetir en siguientes jornadas electorales. La de Fayad, pinta para ser la elección con más ventaja para un ganador.

Pero a esto ¿qué temas se deberán tocar o plantear para el debate entre candidatos a gobernadora o gobernador?, tomando en cuenta que no se definirán tendencias o se perderán ventajas tras el encuentro (a menos de que suceda algo extraordinario, escandalosamente viral o estrepitosamente irrefutable), los aspirantes tendrán un foro en el que saldrán a fijar sus posturas en temas comunes como empleo, seguridad, servicios, proyectos sociales, planes de desarrollo y como suele ser costumbre, uno o dos raspones.

Será el primer encuentro que se de entre todos los contendientes pues en días pasados solo se vieron las caras tres de los 5 que buscan gobernar Hidalgo. Será interesante ver qué formato aprueban los representantes de partidos y el Instituto Estatal Electoral, sobre todo por las últimas determinaciones que se han presentado en el seno del organismo, en donde parecen ir mal y de malas tanto con la organización, el control político y de imagen ante la sociedad y lo más importante a mi parecer, en la promoción del voto, que es nula o tan efímera como un tuit o una publicación en Facebook. Los temas del debate terminarán siendo los que los partidos piensan que la gente quiere escuchar, no deberán existir problemas mayores para que se lleve a cabo el encuentro, salvo los yerros que pudiera llegar, y muy seguramente será así, a cometer el Órgano Público Local Electoral.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com