Intelecto Opuesto

¿Quién mandará en el Congreso?


Tras la aprobación del proyecto de representación proporcional que el consejo general del Instituto Estatal Electoral presentó a los partidos, quedan definidos los 30 espacios tanto de mayoría como plurinominales para la nueva Legislatura de Hidalgo.

El organismo electoral insistió que el reparto de los últimos espacios fue democrático y que garantiza la "libre autodeterminación de los institutos partidistas y no vulnera el principio de equidad entre mujeres y hombres", o al menos eso fue el argumento que emplearon.

Y es que los partidos opositores a la lista que se impulsó en su mayoría, como el PRD y Morena, se manifestaron en contra de la designación de tres espacios plurinominales al PRI por haber otorgado curules a dos hombres y una sola mujer.

Al final todo quedó avalado por representantes y consejeros, pese a las quejas y debates, por lo que no habrá vuelta de hoja: el PRI queda con 10 diputados, 7 de mayoría que ganaron en sus distritos más los 3 pluris; así como 5 en coalición con el PVEM y Nueva Alianza por lo que prácticamente amarran la mitad del Congreso.

El PAN, que será la principal "oposición" al tricolor más por el número de espacios que por agenda parlamentaria, se queda con 7 legisladores, cinco de ellos que ganaron elección y dos más de representación; el PRD con 3 diputados, una mujer que ganó su distrito y dos pluris; y el resto un solo diputado: Partido Verde, Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza, Morena y Encuentro Social.

Ahora, en suma de fuerzas políticas que no son priistas en las siglas suman 15 diputados; la otra mitad del Congreso; será interesante dentro de las primeras discusiones, aprobaciones de puntos de acuerdo e iniciativas, saber quien de los 15 que no son del PRI se van con la otra mitad del parlamento estatal.

No es noticia que dentro de los aliados tricolores está por default Nueva Alianza y el Verde por lo que seguramente el PRI tendrá los 17 votos que se requieren para la mayoría en todos los asuntos, incluso sumando a Movimiento Ciudadano y hasta Encuentro Social.

Será entonces labor del PAN y PRD poder conformar un bloque opositor al PRI y sus aliados en el Congreso, aunque solo estarían sumando 10 diputados, y si acaso once con Morena.

El panorama ya luce desde ahora desigual para la llamada oposición hidalguense, por lo que si se preguntan quién mandará en la 63 Legislatura, la respuesta es más que sencilla: los de la mayoría.

Para quienes tenían aún la interrogante de cómo enfrentaría el gobernador electo los dos años de Legislatura en donde el PAN sumó más triunfos que nunca antes en su historia, solo hay que sacar las cuentas e incluso poner en duda si habrá panistas que sigan la línea de su bancada o de plano se sumen a los trabajos propuestos por el tricolor.

En fin, solo veo ahorita a un par de diputados que comenzarán a ser un "dolor" para el inicio de los trabajos legislativos y que podrían significar algo de labor política para quien coordine a los diputados, más por sus aspiraciones que por la ideología de oposición.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com