Intelecto Opuesto

La lucha por Pachuca

Ayer quedaron definidos los principales contendientes que se medirán por el triunfo en las urnas para la presidencia municipal de Pachuca, el principal bastión político, social y económico de la entidad.

Yolanda Tellería Beltrán, la hermana de un ex alcalde y ex diputada local que ya ganó una elección capitalina –la del Congreso-, será la abanderada de la coalición PAN-PRD; Mirna Hernández Morales, hasta ayer secretaria de Planeación y Desarrollo Regional de Hidalgo, ex diputada local, ya fue secretaria del ayuntamiento en la gestión del entonces edil pachuqueño, Francisco Olvera en 2009, irá por la coalición PRI-PVEM y Nueva Alianza.

Por los hombres, el candidato independiente Julio Menchaca Salazar, quien busca la designación primero con la recolección de más de 6 mil firmas y posteriormente ser un activo político que la gente pueda emplear en las urnas, es un ex priista que fue congelado ya por dos sexenios estatales y que ante la falta de oportunidades se perfiló bajo la nueva modalidad de competencia electoral. Aún no es ratificado ni oficializado en la contienda, pero seguramente estará; fue magistrado del Poder Judicial y ex diputado local priista. Sabe a lo que está jugando.

Movimiento Ciudadano abanderará a Antonio Mota, quien desde la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo logró como el primer candidato independiente en la historia de Hidalgo sumar más de 20 mil votos para diputado federal, que no le valieron el triunfo pero fueron muestra del poder universitario y la movilización de las redes ciudadanas con las que cuentan.

De entre ellos, con todo respeto para PT, Morena y PES, se elegirá a quien encabece el ayuntamiento de Pachuca a partir de septiembre próximo, siendo "Yoli" Tellería la que arranca con la mayoría de adeptos, posibilidades y probabilidades de ser la siguiente alcaldesa.

Y es que, aceptémoslo, no hay en Pachuca alguien que no hable o comente de los proyectos que no le parecieron de la actual administración; quizá por falta de mentalidad progresista o propositiva, pero es una realidad que muchos votarán el 5 de junio en Pachuca y no por ser ciudadanos comprometidos con la democracia, sino para usar la urna a manera de "voto de castigo".

Por otro lado, el PRI tendrá en Mirna Hernández a una candidata que no se achica, que inicia abajo en las primeras mediciones, pero que ya ha competido y dirigido equipos, el propio partido tricolor a nivel municipal y siempre contará con el respaldo de la base y militancia que en Pachuca suelen ser quejumbrosos pero no traidores.

Por cierto, hablando del PRI, se rumoró anoche que un sector importante de los jóvenes tricolores recurrirá a un tribunal federal si no se cumple la cuota del 30% de candidaturas para su sector. ¿Será por la designación de Actopan?, pronto se sabrá.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com