Intelecto Opuesto

Hidalgo Seguro: carreteras

La estrategia de seguridad lanzada la semana pasada por el secretario de Gobernación federal, Miguel Ángel Osorio Chong y el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, sigue dando de qué hablar respecto a los alcances que se obtendrán en el corto plazo.

Un rubro a identificar dentro de los objetivos planteados, dicen, es el rescate de la seguridad en carreteras y vías existentes en territorio estatal tanto de tramos locales como federales, donde de unos años a la fecha se han incrementado las denuncias por robo, principalmente.

El sector más afectado sin lugar a dudas es el autotransporte de carga y el transporte de pasajeros, quienes constantemente son asediados por bandas criminales o personas que se dedican el robo en sus diversas modalidades.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo, una de las primeras acciones del programa "Hidalgo Seguro" es incrementar la fuerza operativa en los límites de la demarcación; es decir, patrullaje y vigilancia en los accesos y salidas del estado, para inhibir desde dichos puntos la actividad ilícita de quien o quienes pretendan ingresar a los municipios hidalguenses que comparten vecindad con Estado de México, Tlaxcala, Puebla, Veracruz, San Luis Potosí y Querétaro.

Según el diagnóstico con el que cuentan las autoridades, las vías más vulnerables son la autopista Arco Norte, la carretera federal México-Tulancingo y la vía Pachuca-Nuevo Laredo, esta última una de las más conflictivas al ser paso de todo el Valle del Mezquital desde la capital del estado hasta la salida por la región norte.

El fin de semana pasado, ya se dieron los primeros resultados de "Hidalgo Seguro" en patrullajes carreteros con diversas detenciones y acciones que se dieron a conocer en la zona del Altiplano en el municipio de Emiliano Zapata donde se tiene una fuerte presencia de camiones de carga, tráilers y automovilistas particulares quienes ingresan y salen del estado.

Ahora, la misma operación se repetirá en Tizayuca y la región Tula-Tepeji donde se han identificado las mayores problemáticas no solo por los constantes accidentes que se registran sino por las denuncias de robo a pasajeros desde vías del Estado de México y la presencia de organizaciones que se refugian tanto de un lado como del otro.

Como anticipó el propio gobernador Omar Fayad, la estrategia será agresiva en el sentido de que se hará notar la presencia de la policía y las fuerzas federales; tan solo ayer, en pleno Centro Histórico de Pachuca, ya hubo cateos de la PGR para decomiso de material apócrifo. Y es que la sola visita de los uniformados, fue un mensaje de que se han comenzado las acciones de seguridad para recuperar la paz social del estado.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com