Intelecto Opuesto

Hidalgo dará agua a Iztapalapa

Así como leen el título mis queridos lectores. Ayer, la candidata a la Jefatura de Gobierno en la Ciudad de México por la coalición "Juntos Haremos Historia", Claudia Sheinbaum, planteó un proyecto de cinco propuestas para abastecer de agua a la delegación Iztapalapa, que a su vez –dijo- beneficiaría a Hidalgo y al Estado de México.

Las tres fuentes de abastecimiento, afirmó, que se están estudiando son: desde el Valle de Tula en Hidalgo, de Necaxa en Estado de México y una tercera que fue propuesta por la UAM Xochimilco que es el valle de Xico, localizada entre Tláhuac y el Estado de México.

"La inversión de los proyectos van entre 15 y 30 mil millones de pesos por cada uno, por eso es un compromiso de tres estados y del gobierno federal que no sólo beneficiaría a la Ciudad de México, sino a Hidalgo y Estado de México", agregó la candidata obradorista en la capital del país, quien según el reporte puntual que dio MILENIO, mencionó que dicho proyecto llevará de tres a cuatro años y que de ganar, desde el primer día de su gestión trabajará para desarrollarlo.

Todo bien hasta ahí, solo que, disculpe usted. ¿Cuál es el beneficio para Hidalgo y sus habitantes? Que les bajen el precio del agua, no lo creo. Lo que plantea Sheinbaum es únicamente abastecer a Iztapalapa, una de las zonas con mayores problemas de abasto del líquido no solo de la gran ciudad sino del país y quizá del Continente.

La ex delegada de Tlalpan también habló del control en las fugas de agua, además de problemas comunes, pero que por desgracia no tienen nada que ver con Hidalgo, ni con Tula, ni con Pachuca, ni con nada que se hace de este lado del Valle de México.

El prometer a la gente de Iztapalapa que un gobierno cederá y firmará un convenio de trabajo para hacer megaductos y acuíferos por donde se surta y aproveche el agua de mantos naturales o de zonas lejanas es prácticamente mentirle a la gente.

Si existe una zona del país que recibe la mayor contaminación producto de las aguas residuales es precisamente la región de Tula y Tepeji del Río, así como buena parte del Valle del Mezquital. Sorprende que entonces la candidata diga que llevarán agua a la Ciudad de México desde Hidalgo cuando en la zona que propone, lo que hace falta es agua limpia, potable, tratada para las áreas verdes, para los cultivos.

Ni que decir del lado del acueducto Actopan-Pachuca que ya surte a buena parte de la zona metropolitana que habita entre Hidalgo y Estado de México por lo que no veo como prospere la idea que lanzó seguramente al calor de la contienda la candidata a la Jefatura de Gobierno.

Por años los hidalguenses han luchado por detener la mitigación del suelo, la sobre explotación de los acuíferos, el cuidado del agua, y a cambio reciben a diario miles y miles de litros de agua negra que se desborda por caminos y carreteras, por cultivos y jagüeyes. Una pésima idea de Sheinbaum.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com