Intelecto Opuesto

Faltó capacitación

La resolución de ayer con la que el Tribunal Electoral del Estado de Hidalgo avaló la votación del pasado 5 de junio en la que se eligió gobernador, va más allá de una simple ratificación de acuerdo a lo señalado por el propio magistrado presidente Manuel Alberto Cruz.

Y es que conforme a la lectura del dictamen del juez, se trató de un asunto complejo de digerir en cuanto a lo que el impugnante, en este caso el PAN, solicitaba (la anulación de la elección) por considerar vulnerados sus derechos políticos como actores de un proceso.

De acuerdo con el magistrado Cruz: "no necesariamente esto no fue embarazo de urnas, nosotros pudimos concluir que ahí hubo un error y debemos revisarlo perfectamente porque hubo una mala capacitación de los funcionarios electorales".

¿Qué quiso decir con mala capacitación?, a principios de año el propio INE en el estado comenzó con los trabajos para la supuesta integración de ciudadanos para que participaran como integrantes de las mesas de casilla.

Semanas después el propio organismo nacional aprobó la estrategia de capacitación y asistencia electoral para las elecciones locales de 2016; señalaron que observarían un estricto apego a los criterios de racionalidad y austeridad presupuestal, quizá un factor a considerar pues ahora se ve el reflejo de dicha austeridad en capacitar a tan importantes elementos de una elección.

El programa con que se capacitó a ciudadanos no solo de Hidalgo sino de todo el país, estuvo conformado por los asuntos de integración de mesas directivas de casilla, capacitación y asistencia electoral, así como el manual de contratación de supervisores electorales y capacitadores-asistentes electorales.

Al ser una determinación centralizada que recayó directamente en el Consejo General del INE en la Ciudad de México, los institutos estatales u OPLES se lavaron las manos en el asunto y dejaron todo a cargo de los capacitadores de sus pares electorales.

Tras los resultados ahora los partidos se han inconformado por la actuación de funcionarios de casilla, por la forma o métodos para contar los votos, en como registraron las actas y como se digitalizaron, lo que para los jueces electorales fue tomado como un alegato en el que no se pudo comprobar del todo un dolo de parte de los ciudadanos que fungieron en la elección.

"No sé a quién le tocaría porque era decisión del INE contra el IEEH, todo mundo se hecha la pelotita pero ahí hubo una mala capacitación y eso a redundancia de esto, yo no estaría presumiendo embarazo de urnas sino un error porque no se pudo demostrar el dolo", insistió el presidente del Tribunal en la sesión de ayer en Pachuca.

Lo que es un hecho es que realmente faltó una coordinación entre autoridades electorales para poder homologar procesos y estar en sintonía con las formas de llevar a cabo la participación ciudadana para las elecciones; que sirva de lección para los siguientes procesos.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com