Intelecto Opuesto

Aún falta año y medio

Con la efervescencia política de las candidaturas a diputados federales parece haberse dado una pequeña gran desbandada de personajes del gabinete estatal quienes dejaron sus puestos y como suele ocurrir cuando sale alguien, comienzan a salir y llegar muchas personas a las dependencias y oficinas estatales.

Calma, parece decir el gobernador Francisco Olvera Ruiz, quien desde hace varias semanas ha declarado en repetidas que lo importante aquí es el trabajo por el estado y su gente; aún falta año y medio de la actual administración y no se ha inaugurado las grandes obras que dejarán la huella en los siguientes años y me refiero a: el Tuzobús, las nuevas vialidades en coordinación con el gobierno federal, las ampliaciones de las vías tradicionales en Pachuca y la zona metropolitana, el avance visible de Plataforma Logística Hidalgo, la mejora en la conectividad carretera con la Huasteca y la Sierra, el Mando Único en todo el estado, entre otros temas más.

Retomo lo dicho por el gobernador en los últimos meses de 2014 porque es preciso dejar en claro que la actividad estatal y de trabajo por la gente está y debe permanecer así, muy alejada de la política.

Sí, ahorita hay efervescencia como dijo ayer el alcalde de Pachuca, Eleazar García, pero la realidad es que con o sin elecciones la gente requiere de servicios y paz social, así como seguridad y calidad de vida en sus municipios y regiones.

Habrá quienes sí, en aras de obtener los mejores dividendos políticos busquen el beneficio propio y la mejora personal por encima de lo acordado o comprometido con la gente, que al final también es el elector.

Es importante pues retomar el hecho de que hay muchas cosas por hacer en el estado, mucha chamba por terminar, por realizar y dejar muy bien a Hidalgo no solo por ser el inicio de un periodo de dos años seguidos de elecciones (2015 diputados y 2016 la sucesión gubernamental y presidentes municipales) sino porque no es correcto tomar los proyectos ni a la ciudadanía como botín de los partidos políticos.

Una de las mejores frases que leí en estos días es que los que se dedican a la actividad partidista, a la política y las elecciones, deben reflexionar sobre cómo ha progresado su oficio y como le sirve o si no lo hace, a la gente.

Se debe dignificar la actividad política y el perfil del servidor público y esta es una buena oportunidad, es un año donde hay elecciones y es un año en donde deben quedar concluidos muchos proyectos estatales. Inmejorable ocasión para demostrar como la política sí puede servirle a la gente y no nada más a los intereses de los partidos. El PRI, quien lleva la mano en el estado, es quien debe poner el ejemplo y parece, de inicio, que será un buen periodo para Hidalgo. Un 2015 donde debe importar más el periodo que resta de gobierno que las elecciones para diputados federales.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu