Intelecto Opuesto

Estrategia de seguridad

Hidalgo al igual que los estados del Centro del país presentan un fenómeno común en cuanto al combate a la inseguridad y la delincuencia; y es que tanto accesos como salidas desde la Ciudad de México se conectan de forma directa con otros estados y son vías para el tránsito de personas que cometen ilícitos entre demarcaciones.

Los hechos recientes donde se han presentado robos en las principales ciudades de Hidalgo, así como el caso de violencia y multihomicidio en Tizayuca, hacen reflexionar tanto a las autoridades como a la sociedad en general sobre qué hacer en estos momentos de inseguridad.

A pesar de ser reconocidos como hechos aislados debido a la magnitud de los mismos, la situación ameritó incluso de un pronunciamiento del gobernador Omar Fayad Meneses en una reunión con Larry Brito, director de Análisis Criminal de la Oficina Internacional de Asuntos Antinarcóticos y Procuración de Justicia de la Embajada de los Estados Unidos en México.

Ahí, el mandatario precisó que se encaminarán los trabajos de seguridad hacia una estrategia en la labor de inteligencia y con ello impactar positivamente en la seguridad de la población.

Y es que el mandatario conoce a fondo el funcionamiento y operación de las corporaciones de seguridad en el país –hay que recordar que fue el primer comisionado nacional de la Policía Federal en México- y por ende parece estar dispuesto a echar mano de todos los recursos a su alcance para hace del estado la entidad más segura del país y que eso provoque un efecto similar en estados vecinos a Hidalgo.

¿Cómo se conseguirá esto?, se preguntará usted estimado lector. Y tiene razón al cuestionar si solamente si piensa que con reuniones y firmas de convenios se alcanzarán dichas metas; sin embargo, al interior del gobierno hidalguense se ha encomendado el refuerzo sistemático y permanente de las dependencias que tienen que ver con la salvaguarda de la población, en específico con los recursos para la Secretaría de Seguridad Pública.

Capacitación y mejores elementos, más infraestructura y una red de vigilancia tanto por video como por redes sociales, así como por tierra y aire, es parte de lo que se está por implementar en el estado. Las reuniones en efecto no solucionan mucho en lo inmediato, pero son el camino en la planeación de cualquier tema en el estado, que se no darse conforme a lo que marca el manual puede deformar el objetivo propuesto.

Se viene un segundo semestre en Hidalgo donde se tendrá que pasar de los dichos a los hechos sobre todo en el tema de la percepción de cómo se están haciendo las cosas y sobre todo qué resultados hay en la mesa. Por suerte, el estado no enfrenta escenarios no antes vistos y de los cuales no haya salido adelante por lo que se tiene la certeza de que haciendo lo correcto se pueden alcanzar los objetivos planteados.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com