Intelecto Opuesto

¿Ya empieza la carrera por 2016?

Los partidos políticos tienen una inmejorable oportunidad para poder revertir la opinión que tiene la ciudadanía de ellos y de los funcionarios de elección popular con una nueva modalidad de hacer política.

No solo las candidaturas independientes son una modalidad (herramienta para algunos, aprieta tuercas para otros) que llegó para quedarse sino que también están las candidaturas ciudadanas. Sí, las que emanan de un instituto político pero con el aporte pleno y empuje no de un grupo en particular sino de la sociedad civil.

Se habla mucho del triunfo obtenido por Jaime Rodríguez “El Bronco” en Nuevo León, de que llegó sin aparente apoyo de partidos, y aunque la realidad sea otra el efecto que provocó en el votante fue estremecedor, similar al que produciría en la actualidad en cualquier parte del país un aspirante alejado de lo que más rechaza la ciudadanía pero que brinde la confianza y seguridad de que no será una apuesta o un albur, sino un personaje sí, independiente y ciudadano, pero que respeta los preceptos y documentos básicos de un instituto político, el o los que lo hayan lanzado.

Lo digo porque no solo en Hidalgo, sino en varios estados, se elegirán gobernadores el siguiente año y para ello los procesos darán inicio desde finales de este mismo y en partidos desde prácticamente septiembre, máximo octubre.

Si pensamos que vendrían tiempos calmos, de relajamiento político, parece que al interior de los partidos no piensan así y mientras más rápido encuentren acuerdos para impulsar precandidatos será, al parecer, como irle ganando tiempo al tiempo y espacio a la falta de espacios –recursos, medios, el propio INE, oposición, grupos antagónicos- y todos los factores que conllevan el pelearse, digo postularse, para una candidatura.

Dirán muchos que aún no es tiempo de ver el 2016, pero quien lo diga es porque ya está un paso adelante elucubrando, planeando, sonriendo para jugar cartas, para despistar, para evitar que se inclinen las balanzas, vaya, todo lo que se hace para no generar un clima de inestabilidad política o de rencillas y confrontación que se dan de forma natural cuando alguien se destapa o sale a la luz con sus aspiraciones.

Los políticos consumados, de experiencia y con perfiles idóneos para poder competir en 2016, no sólo en Hidalgo, sino Baja California, Chihuahua, Tamaulipas y ni que decir para 2017 con Estado de México y Veracruz, deben ponderar el lanzar plataformas ciudadanas, no solo agendas online o cuentas de redes sociales “cercanas” a la gente. Deben mostrarse como personas comunes con necesidades como cualquier otro, y de ahí, mostrar propuestas que sirvan, que no queden en anuncios espectaculares y sueños pomposos. Nadie quiere, créanme, otra UNAM u otro Estadio Azteca. Empleo, mejores salarios, seguridad, educación y buena atención para la salud de los mexicanos. Para empezar.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu