Intelecto Opuesto

La elección es un relajo

Y sí, la contienda política hidalguense que por vez primera someterá a votación todos los puestos de elección popular, que tendría que ser un hecho histórico a escribir en libros de texto para las futuras generaciones, se ha convertido en un verdadero carnaval.

Y no me refiero a que la euforia o efervescencia política en calles de los 84 municipios sean la particularidad, sino todo lo contrario, mientras la sociedad se muestra apática y ajena, la clase política está llevando esto a niveles hasta de risa.

Por un lado, vemos la desesperación de algunas fuerzas políticas por llevar agua a sus molinos con acciones que rayan en lo grotesco, dejándose llevar por la ola del aspirante con más posibilidades de triunfo y hasta volteando bandera a quienes los han llevado al poder o a ganar espacios locales.

Primero, la ventaja de Omar Fayad Meneses en la búsqueda de la gubernatura es irrefutable, no lo digo yo, ni lo ando pronosticando. Los sondeos y números de casas encuestadoras lo dicen y a falta de poco más de una semana de campañas, el camino parece decidido en dicha contienda.

Segundo, cada día se suman más panistas y perredistas ¡pero a la campaña de Omar Fayad!, parecería increíble pero es cierto; tan solo en este fin de semana que transcurrió fueron mil perredistas de la sierra en La Misión quienes se unieron a la campaña de Un Hidalgo con Rumbo, y apenas ayer, la ex diputada del PRD, Estela Rubio Martínez y su corriente hicieron lo mismo.

De lo que queda de la oposición en Hidalgo, solo resta saber si hoy lunes o el martes queda definida la declinación de José Guadarrama por Francisco Xavier Berganza; sin embargo, el tiempo apremia para PAN y PRD y no parece ser algo que les preocupe el que las boletas vengan confusas para su tan anhelada transición.

No solo en la contienda para gobernador ha habido declinaciones; a nivel municipal vemos como unos pasan a las filas de otros como el caso de ayer en donde Roxana Montealegre, regidora panista de Pachuca anunció que se unía a la campaña de Antonio Monta de Movimiento Ciudadano.

Como colofón las peores pifias han sido de quien debe ser el ente de menos errores. Me refiero al Instituto Estatal Electoral que no sale de una y ya está en otra. Ayer inició una serie de actividades en busca de aumentar la participación ciudadana en las elecciones del 5 de junio ¿con qué?, con una caminata de 3 cuadras en el Centro; con un torneo de futbol soccer donde el premio principal en un viaje a Six Flags; con una mega clase de zumba, ah y con un concurso de bandas de rock. Vaya usted a saber si esto lleve a la gente a las urnas.

Para cerrar, se alían con Calavera Canario AC para llevar a miles y miles de jóvenes a votar, pero... el 30 de marzo venció la convocatoria del propio organismo para organizaciones sociales, civiles y asociaciones, a fin de que participen como promotores para la elección. ¿Lo sabrán?

eduardogonzalez.lopez@milenio.com