Intelecto Opuesto

Elección de 3 millones

El municipio de Omitlán vive un proceso electoral extraordinario luego de que fuera anulada la elección del pasado 5 de junio para presidente municipal donde resultara ganador José Luis Ordaz del Partido Verde Ecologista de México.

Tras los procesos de impugnación, las sentencias en tribunales locales y federales, se determinó repetir los comicios, los únicos de los 84 ayuntamientos que fueron electos este año en Hidalgo.

Para dicha votación, se acordaron aprobar recursos por más de 3 millones de pesos en conjunto con el Instituto Nacional Electoral y su Junta Local, así como por el Instituto Estatal Electoral, tanto para capacitación de funcionarios de casillas, uso de materiales y fondos para los partidos políticos.

A la cita no acudirán todos los institutos políticos con registro en la entidad, pues Morena y Nueva Alianza decidieron no registrar candidatos; el primero por considerar que no existen condiciones democráticas para participar, y el segundo porque decidió sumarse de facto en apoyo al partido tricolor, con quien pensaba ir de primera instancia en una alianza.

Omitlán es una demarcación de poco más de 7 mil 500 habitantes donde votan solo el 30 al 35 por ciento, en un total de 14 casillas y sí, se invertirán los 3 millones de pesos para que ese poco más de cuarto de población que sale a votar designe a un nuevo presidente municipal para los próximos casi cuatro años.

Los partidos ya iniciaron sus campañas y sus candidatos han ofrecido promover y gestionar mejoras en la calidad de vida de la población del municipio del Corredor de la Montaña por lo que recorren las comunidades y colonias de dicha demarcación, con las promesas de poder ofrecer oportunidades de empleo, dotar de infraestructura a la zona y promover el turismo.

El lugar, si bien no ha sido explotado en su totalidad por la mancha urbana ni por la industria del ecoturismo, representa una oportunidad para que Hidalgo siga estando en el mapa del paseante de Pueblos Mágicos, ya que Omitlán colinda a Mineral del Monte y es camino para llegar a Huasca.

De ahí que sea una zona políticamente atractiva y que no se quiera dejar en manos de diversas fuerzas políticas a las que tradicionalmente han gobernado; incluso, más de dos candidatos provienen de las mismas administraciones locales anteriores, y ahora buscan una oportunidad.

Aún así, el costo de los comicios extraordinarios me parece abultado, siendo solo un proceso donde habrá 14 casillas instaladas, con pocos observadores, con poca participación y con un exceso de política que ya abruma a la gente.

Sin embargo la ley se debe acatar y si se ordenaron elecciones extraordinarias, se debe cumplir el mandato legal y elegir a un gobernante que administre el ayuntamiento por los siguientes años, de aquí al 2020.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com