Intelecto Opuesto

A echar mano de todo

Ante el recorte al gasto corriente del gobierno federal que anunció la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para el resto del año y con el que pretende afrontar un escenario adverso ante cualquier crisis nacional e internacional, los gobiernos locales, estados y municipios, tendrán que echar mano de otros recursos para poderse ver favorecidos y culminar obras y servicios para la población.

Aprovechando que algunas bolsas no fueron “rasuradas” en el Presupuesto de Egresos de este año, los gobernadores todavía podrán disponer de fondos como el de Pavimentación y Desarrollo Municipal que para Hidalgo, por ejemplo, destina este 2015 más de 120 millones de pesos en acciones para más de 50 municipios.

De acuerdo con la propia dependencia financiera del gobierno federal, el fondo citado fue creado para el fomento de proyectos para la modernización de sistemas de agua potable, drenaje, alcantarillado, saneamiento y obras de electrificación en los municipios con bajo nivel de desarrollo que cuenten con la experiencia, la maquinaria y la capacidad de aportar materiales y participación comunitaria para apoyar la ejecución de los proyectos.

Aún así y contrario a lo recitado por los políticos y gobernantes en sus discursos e informes, lucen con buenas sumas y bolsas ciudades como Pachuca y Tulancingo, así como Huejutla (la siempre consentida en los programas sociales y federales y que a pesar de ello se muestra siempre en los índices de rezago ¿a dónde va a parar todo?) y otros municipios como que sorprenden con asignaciones como Metepec en el Valle de Tulancingo al cual le deben de dar 6 millones de pesos para obras y acciones sociales. Ojo.

En pleno año de elecciones, más de la mitad de los ayuntamientos del estado recibirán fuertes cantidades para completar acciones que en teoría deberían realizar con la captación de impuestos, con el presupuesto del estado o bien con recaudación en comunidades y apoyos sociales de programas federales como 3x1 migrantes y cosas de ese tipo.

Sin embargo, y pese a los recortes de Hacienda en todo el país, gozarán de una última opción para poder culminar sus trabajos y poder tener una inversión extra en el año. Desconozco si llegará para antes de las elecciones –pues las aportaciones federales generalmente empiezan a caer desde agosto y hasta finales de cada año-, por lo que también debe ser un asunto de transparencia el poder estar atentos a cuando cae el fondo federal a los municipios y en qué se comenzará a usar.

Dentro de los más beneficiados, pues en total serán 180 obras que los municipios y el gobierno del estado podrán realizar con este fondo, se encuentran Pachuca de Soto con 9 millones 755 mil pesos; Huejutla de Reyes con 7 millones; Mineral de la Reforma con 7 millones; Metepec con 6 millones; Zimapán con 5 millones; Omitlán de Juárez con 4 millones; Tulancingo con 4 millones; San Agustín Metzquititlán con 3 millones 800 mil pesos, y el resto con bolsas de millón a 3 millones de pesos.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu