Intelecto Opuesto

El dilema de Guerrero

Todo parece estar listo para la celebración del 204 Aniversario de la Independencia de México en Pachuca, capital del estado de Hidalgo, donde la mayoría de habitantes de la zona metropolitana que aglutina al menos 7 demarcaciones tienen la oportunidad de acudir a los eventos que se organizan cada año para el festejo del mes patrio.

Entre los tradicionales rituales de la tarde y noche del 15 de septiembre en Pachuca está el de la obligada visita al Centro al menos una vez, ya sea para ver que hay –simplemente- o para quedarse hasta la salida del gobernador por el balcón del edificio del Poder Ejecutivo y contemplar el espectáculo anual de pirotecnia y música que se presenta.

En dicho día, cada año se le permite a los comerciantes instalarse sobre la avenida Vicente Guerrero para que además de los negocios establecidos haya venta de artículos de toda índole: ropa, artesanías, juguetes tradicionales, regalos y sobre todo comida, el atractivo principal de la fiesta nacional.

Para este año, con la obra de pavimentación de avenida Guerrero se presentan diversos escenarios para la instalación de los tradicionales puestos para la “verbena”, pues de inicio las maniobras de trabajadores continúan en la zona, con avances notables pero sin la percepción de que vayan o puedan concluir –sobre todo de forma correcta- la colocación de la mezcla asfáltica y de las banquetas por dónde camina la gente la tarde y noche del 15.

De acuerdo con el presidente municipal de Pachuca, Eleazar García Sánchez, ya tienen definida las zonas donde podrán colocarse los comerciantes en la fiesta del Grito de Independencia; sin embargo, representantes de la Comisión del Centro Histórico de la Cámara Nacional de Comercio Servicios y Turismo de Pachuca insisten en que no se permita la instalación de los comerciantes del 15 de septiembre, pues los negocios establecidos de la avenida Guerrero han resentido la baja en sus ventas por las obras que provocaron el cierre de la vialidad desde hace varias semanas.

Son entendibles las posturas, por un lado, la autoridad municipal debe atender al sector informal que para bien o para mal está agrupado y busca realizar una actividad económica en beneficio de su sector. Por el otro, los empresarios que pagan sus impuestos, sus rentas, sus servicios, y que desean la oportunidad de la posible ganancia económica para ayudarlos a salir de la crisis temporal.

“Son fechas en las que cerramos temprano porque afuera de nuestras banquetas se ponen todos los comerciantes ambulantes, este año de no ser así, después de mucho tiempo podremos medir que tanto impacto económico tienen las actividades de la verbena que se efectúa en Plaza Juárez”, señaló Gustavo Ríos Rivera de la Canaco capitalina.

No se sabe aún qué pasará pero en tanto gobierno del estado ya anuncia con bombo y platillo el evento en donde habrán de presentarse grupos musicales y puestos de comida, así como juegos y venta de productos; que al final se dará ya sea en Guerrero, los arcos de Plaza Juárez, la calles contiguas, o aledañas, no dejarán de instalarse.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu