Intelecto Opuesto

Los delitos que más impactan

A pesar de la lucha emprendida para reducir la comisión de conductas antisociales y de delitos que atentan contra a calidad de vida de los habitantes del estado, se siguen dando situaciones aparentemente contenidas, que no se han podido erradicar y en algunas temporadas se llegan a incrementar.

Cerramos 2013 en Pachuca y la zona metropolitana con una serie de noticias a cerca de aumento en robo a cuentahabiente –personas que al salir del cajero bancario o del propio banco es interceptada- así como de un alza importante en recuperación de vehículos con reporte de robo, que generalmente son asegurados en los retenes estatales.

De acuerdo con el estudio dado a conocer casi un año por el Centro de Investigación para el Desarrollo (Cidac) en todo el país, sobre los 8 delitos que más impactan a los mexicanos, en la capital de Hidalgo tenemos la constante de, por lo menos, dos de ellos: robo a peatón con violencia y robo de vehículo.

Más allá de las cifras que mes con mes se dan en la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad, la presencia cotidiana de denuncias en la Procuraduría, los casos comentados en notas periodísticas, así como las propias vivencias relatadas entre amigos y conocidos, delatan que más que lejos de desaparecer, el problema sigue latente.

Es comprensible que al estar rodeados de un entorno tan dinámico en materia social, como lo es el Valle de México y su camino entre DF, Estado de México e Hidalgo, se disparen las cifras delictivas por el constante flujo poblacional que se tiene entre un lugar y otro, sin embargo, los métodos de combate a estas cuestiones parecen ya haber sido rebasados desde hace buen tiempo.

No basta con un rondín por la colonia, o con silbar por  la madrugada; la cuestión de prevención del delito debe conllevar una estrategia común entre ciudadanía y autoridades, a fin de encontrar la mejor de las formas para poder detener a la delincuencia en la medida de lo posible.

Sí, los retenes de la policía son muy efectivos para localizar vehículos con reporte de robo, pero generalmente se tratan de delitos previamente cometidos en donde la víctima o ya desistió de denunciar o, por temor, no lo hace y se encuentra ya en el curso de vida cotidiana.

Otro ejemplo, en estas vacaciones decembrinas que recién concluyeron, se presentaron diversas detenciones en Pachuca y Mineral de la Reforma, de personas que se metieron a robar viviendas; aquí pasa lo mismo que con los coches, el dar con los culpables no previene el delito y al contrario, terminan por dejarlos libres cuando no existe denunciante de por medio que reafirme ser la víctima y principal afectado.

Si no volteamos a lo que significa brindar la seguridad previa a la comisión de delitos, no podrán resolverse estos flagelos que impactan de sobremanera en las principales ciudades del estado, y en todo el país.

http://twitter.com/laloflu