Intelecto Opuesto

La culpa es de los partidos

La presidenta del Instituto Estatal Electoral de Hidalgo, Guillermina Vázquez Benítez, tiene razón al señalar que los partidos políticos a los que se les negó el registro de planillas municipales son los únicos responsables de la situación en la que se encuentran, y son ellos los que deben dar una explicación a su militancia y a la ciudadanía, así como a los candidatos que postularon y que ahora demandan el respeto de sus derechos políticos electorales.

La presidenta del organismo confió ayer a reporteros en Pachuca que desde el pasado 22 de abril, que fue a fecha límite de los registros, antes de la sesión nocturna que finalizó el día sábado, planteó la situación al representante de Acción Nacional así como al dirigente de dicho partido, en donde le dijo que tenía todo el día para realizar sustituciones y equilibrar el número de hombres "y el partido no quiso actuar".

Esto es, que el propio PAN no tenía que haberse esperado hasta la madrugada del sábado para realizar protestas o intentar boicotear una sesión del Consejo General del IEE, sino simplemente poner a trabajar a sus órganos intrapartidistas, a sus propios empleados, a sus secretarios, asesores, a sus representantes en puestos de elección popular. ¿Dónde estaban los diputados locales del PAN, su diputada federal plurinominal, el jurídico, el enlace con la dirigencia nacional?

Nadie se apareció en los momentos críticos y fue hasta el rechazo de las fórmulas que comenzó la protesta y la llegada del líder estatal Asael Hernández, quien dicen estuvo minutos antes de la medianoche. ¡Hasta la media noche! Cuando su partido requería de hacer modificaciones urgentes. Sí, al vapor, pero que habrían podido salvar una buena cantidad de municipios, por lo menos la mitad de los que les quitaron que actualmente rebasan los 40 ayuntamientos en donde no podrán participar, o no pueden hasta el momento hacerlo en la elección.

Del PRD no es muy diferente la situación pues días antes aseguraban que todo estaba bajo control pero la realidad fue que dejaron de insistir en la postulación por paridad, y ahora no pueden contender en 16 demarcaciones, entre ellas la capital del estado.

Quizá el hecho de que no estén contendiendo de forma directa en Pachuca deja abierta la posibilidad de unirse de facto a Acción Nacional, quien logró salvar la fórmula de Yolanda Tellería Beltrán para presidenta municipal.

Por otro lado, el hecho de que no cuenten con la información sustentada de sus propias equivocaciones habla también muy mal de sus asesores, de su gente a cargo de la operación política y de la falta de participación (también en el PAN) de hombres, mujeres y jóvenes en las candidaturas, producto tal vez del hartazgo social que se vive actualmente dentro de nuestra sociedad.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com