Intelecto Opuesto

Habrá caras nuevas

El gobernador electo Omar Fayad Meneses se reunió ayer en la ciudad de Tula de Allende con estructura del Partido Revolucionario Institucional que participó en las pasadas elecciones del 5 de junio; y es que en dicha zona se ganó tanto la presidencia municipal como el distrito para la diputación local.

Pese a que se perdió terreno en municipios aledaños como Tepeji del Río, Tlaxcoapan, Atotonilco de Tula y otros más en dicha región del sur de Hidalgo y que colinda con Estado de México, importante cruce empresarial y comercial, así como parte de un Valle de México en el que impera el tráfico y la explosión demográfica, el mandatario señaló que una de sus prioridades será atender la inseguridad, la contaminación, el empleo y las necesidades de la gente de la zona.

Ante el llamado recurrente de medios de comunicación y diversos sectores políticos que preguntan al próximo mandatario quiénes estarán integrando su equipo de trabajo dentro del gabinete, él mismo se encargó de dar respuesta ayer en la ciudad de los Atlantes.

Fayad señaló que a nadie debe sorprender si llegan “caras nuevas” a gobierno; esto debido a que precisó está “hurgando” entre perfiles y grupos de expertos de universidades como el Tecnológico de Monterrey, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y la misma UNAM (su alma mater) para poder tener a profesionales con maestría y doctorado al frente de los principales proyectos hidalguenses del siguiente sexenio.

Por lo tanto, dijo que seguramente habrá sorpresas, aunque no dio por sentado que descartará a quienes actualmente colabora en el Ejecutivo, pues mucha de la experiencia está en quienes se han desempeñado en la administración pública en la última década en Hidalgo.

Fayad resaltó en Tula que uno de sus principales objetivos será dar resultados en el corto plazo, en los primeros 90 a 100 días, plazo no solo marcado por algunos lineamientos jurídicos sino porque de cara a al sociedad, si no hay movimientos palpables de aquí a fin de año, comenzará el desencanto natural de quienes votaron por un cambio de estafeta y esperan algo.

Al gobernador electo le falta visitar la Huasteca en donde seguramente estará sosteniendo otro encuentro con la estructura y militancia de su partido, pero también con fuerzas políticas locales y con ediles electos de aquella zona; recordemos que en campaña su principal discurso fue el poder gobernar para las regiones más apartadas y con mayores carencias que hasta la fecha siguen siendo un reto para todos los mandatarios estatales.

Quizá por ello el que Fayad esté alargando el nombramiento de sus principales colaboradores, pues deberá encontrar no solo los perfiles, como bien dice, sino la capacidad de poder desempeñar un empleo que conlleva trato de calidad con la gente, apertura y disposición para escuchar y entender las necesidades y sensibilidad para poder dar soluciones reales.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com