Intelecto Opuesto

Más campo para Hidalgo

El apoyo al campo en México ha sufrido constantes cambios. Lo que representa nuestra principal fuente alimentaria y la oportunidad que se tiene cada día de hacer más productiva la agricultura en el estado y el país, se pierde con la falta de programas, presupuesto y construcción de fraccionamientos y viviendas.

México tiene 250 millones de hectáreas en el territorio nacional, 110 millones destinadas a la ganadería y 22 millones a la agricultura. En el Estado de Hidalgo la superficie agrícola sembrada en es de poco más de 577 mil hectáreas, equivalentes a poco más de una cuarta parte de la superficie de la demarcación.

De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Agropecuario del estado, el campo hidalguense es aprovechado principalmente en 75 cultivos destacando el maíz, alfalfa, aguamiel de maguey, cebada, frijol, café, jitomate, calabacita, ejote, chile verde, tuna, avena forrajera y pastos.

Investigadores del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria de la Cámara de Diputados han señalado que los recursos consignados a programas prioritarios del campo para 2018 son insuficientes.

Según la misma fuente en San Lázaro, el programa Proyectos Productivos tiene para este 2017 un presupuesto de 724 millones de pesos, con lo cual se pretende apoyar 2 mil 878 proyectos, para beneficiar a 17 mil 881 personas. Detallan que su finalidad es que las unidades económicas rurales conformadas por pequeños campesinos incrementen la disponibilidad de alimentos.

Resaltaron la necesidad de promover en la población campesina y pesquera el bienestar y su incorporación al desarrollo nacional, dando prioridad a zonas de alta y muy alta marginación e indígenas, como es el caso de Hidalgo.

Y es precisamente el estado y su campo quienes demandan no solo de mayor atención sino de una política en donde todos los actores e involucrados aporten un poco de su trabajo y gestión para poder generar que esas comunidades sean productivas como lo proyectan los análisis federales.

A la par, la Sedagroh busca no solo optimizar el trabajo en el campo, sino en las áreas relativas a la producción hidalguense de productos acuícolas. Carlos Muñiz Rodríguez, titular de Agricultura del estado, señaló que tienen el objetivo producir un millón de crías de mojarras en la granja acuícola en Tezontepec de Aldama. Indicó que actualmente se producen cerca de medio millón de mojarras, y apuntó que para llegar al millón de crías se invertirá un millón de pesos.

Agregó que las crías se repartirán y regalarán a los distintos espejos de agua de la entidad. Asimismo, mencionó que Hidalgo, de acuerdo con el Atlas Agroalimentario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), ocupa el lugar número nueve a nivel nacional en la producción de mojarra con 2 mil 866 toneladas anuales.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com