Intelecto Opuesto

En búsqueda de aspirantes

A un año de las elecciones a diputados federales y a dos de la renovación de presidencias municipales y diputaciones locales, por supuesto la de gobernador también, los partidos políticos en Hidalgo están ante un escenario inusitado de poder posicionar perfiles únicos, nunca antes contemplados.

Gracias a los cambios en las leyes electorales y del organismo nacional de organización de los comicios, los institutos políticos tendrán la oportunidad de ver más allá de su militancia, a los aspirantes a cargos de elección popular, desde el que irá a una planilla municipal hasta el que le apostará por la gubernatura.

En cifras, serán más de 500 contendientes a puestos de elección popular entre 2015 y 2016 si sumamos a todos los partidos con todos sus candidatos. ¿De dónde saldrán tantos aspirantes a puestos políticos?

Es ahí donde el trabajo de organización de los partidos y de liderazgos tendrá que salir a relucir para la selección de los mejores perfiles, hombres y mujeres, jóvenes y personas de experiencia, que ya no sólo garanticen un triunfo electoral, sino una política de trabajo, misión y visión de servicio a la ciudadanía.

En la actualidad ya no es suficiente contar con credenciales de político ganador en las urnas pero perdedor en adeptos y gestión; de nada sirve un representante que únicamente garantice un triunfo. Estos deben ser permanentemente ganadores en todas las áreas y todos los aspectos.

Quizá el gran fallo de la política no ha sido su desprecio a la gente, sino que los mismos actores no han sido los adecuados para permear entre la población las bondades de un sistema que pregona democracia, calidad de vida y bienestar social.

Ahora, con meses a cuestas para poder trabajar y planear estrategias electorales y búsqueda de candidatos, los partidos entrarán primero a un proceso de renovación que ya debe tener determinada la ruta de trabajo para los meses en que, de inicio, les tocará palomear a quienes aspiran a puestos de elección popular.

El PRI en Hidalgo renovará su dirigencia en breve, en octubre-noviembre, y será empezando 2015 cuando ya se tenga la pre lista de los que podrían llegar a San Lázaro a mitad del siguiente año; en el PAN, por más que se postergue el proceso de renovación estatal, este deberá quedar antes de la elección para el Congreso de la Unión, y también debe ir en el mismo sentido de trabajo con los aspirantes seleccionados.

El PRD asegura que tendrá nuevo líder en octubre-noviembre, y también, lo primero que deberá hacer el nuevo dirigente será reagrupar tribus y llamar a la selección de pre candidatos. Los demás partidos tendrán que hacer lo mismo, y en la justa medida de sus alcances, también deberán ponderar el tema de las alianzas, pues dudo mucho que les alcance para contender con los mismos perfiles con los que han participado o que tengan que improvisar, como ya lo han hecho, postulando a diestra y siniestra sin proyectos políticos o de partido.

http://twitter.com/laloflu