Intelecto Opuesto

Las bodegas de campañas

Inician los últimos 3 días de campañas políticas en Hidalgo a partir de este lunes 29 de mayo en donde se prevé ya no el pronunciamiento de las mismas palabras donde se ofrece todo tipo de soluciones sino ya un llamado frontal a salir a votar el domingo 5 de junio.

Sin embargo también comienzan a mostrarse cada vez más las denuncias electorales por todo tipo de situaciones como lo que ha ocurrido en los últimos días con la aparición de bodegas y predios particulares en donde se han hallado artículos promocionales de campañas.

Resulta curioso porque son denuncias anónimas que delatan la presencia de sitios en donde supuestamente se tienen despensas del gobierno para –maliciosamente y bajo los influjos de algún pensamiento maquiavélico- coaccionar la intención del voto a favor de algún partido político, en este caso, el PRI.

Las acusaciones provienen también de un mismo partido, el PRD, quien ha sostenido una lucha política y de declaraciones en el último mes con el tricolor hidalguense, pues sus abanderados para la gubernatura se han dicho de todo, desde que se copian las propuestas hasta ventilar el desempeño como funcionarios y legisladores.

Esto ha llevado la contienda a un escenario de pugna por ver quién deja peor a quién ante la sociedad; quién sube primero las fotos o el video con denuncias, con hechos irrefutables que sean dignos de mover el pensamiento del electorado.

Luego entonces se han dado hallazgos de espacios en donde efectivamente se han localizado artículos que se reparten en eventos de campaña: gorras, delantales, cubetas, y de igual forma algunos otros que llaman la atención como estufas, electrodomésticos y las famosas y polémicas despensas.

En menos de 5 días, se dieron denuncias en Tula, en Pachuca, el viernes en Mineral de la Reforma y Chapulhuacán y la lista parece se incrementará de aquí al miércoles, el día en el que dejen de hacer campaña los aspirantes a puestos de elección popular.

¿Qué se busca con la guerra sucia y el tema de las bodegas?, que las autoridades electorales castiguen con la descalificación a uno o varios actores de un determinado partido o coalición. ¿Creen que esto sería posible, que un organismo local electoral se atreverá a revocar o destituir o siquiera sancionar a quien lleve la delantera y figure de forma virtual como el próximo gobernador? ¿En serio lo creen?

Los partidos de oposición no pierden nada haciendo su lucha y subiendo fotos a redes. Al final la evaluación la dará el elector en la urna, quien tendrá la responsabilidad de decidir sobre quien llevará los destinos de Hidalgo por los próximos 6 años, así como al nuevo presidente o presidenta municipal de su demarcación y a su representante en el Congreso del estado.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com