Intelecto Opuesto

La basura en Pachuca

Pasan los años, las administraciones municipales y la ciudad de Pachuca sigue teniendo el gran y grave pendiente del tema de la basura, o como de un tiempo para acá le dicen, los residuos sólidos urbanos.

La situación más allá de ser un tema de ambientalismo, de sustentabilidad, de políticas ecológicas y hasta de expertos, representa uno de los asuntos de atención permanente; quien sea el administrador de la ciudad, quien esté siempre el frente del ayuntamiento, tendrá invariablemente que entrarle a este tema, como con el agua, con el drenaje, con la seguridad.

En este caso, el de la basura, son muchas las voces y opiniones que redundan en que siempre estará mal el servicio de recolección; que además, siempre será un error depositar los desechos en un tiradero municipal a cielo abierto, sin tratamiento, sin revisión sanitaria, y sin una planeación a futuro.

Por desgracia todo lo anterior es algo de lo que ocurre en Pachuca y la zona metropolitana, donde cada día se amontonan más y más toneladas de basura que en algún momento nos terminarán rebasando.

El 5 de septiembre pasado se cumplieron cuatro años y dos meses que entró en funciones la empresa privada Cambio Verde SA de CV a operar el servicio de recolección de basura en la capital hidalguense; algo que nunca había ocurrido en la ciudad y que se pensó sería una solución a los problemas de colecta y destino final de residuos, pues el plan estuvo siempre acompañado de la promesa de la puesta en funciones de una planta de tratamiento de basura con enfoque de reciclaje.

Pues el plazo se cumplió y jamás se alcanzaron los objetivos; incluso se tuvieron más problemas que soluciones y buena parte del "mal humor social" que terminó reflejándose en las urnas en junio pasado, se debió en parte al servicio de recolección de basura en la ciudad de Pachuca.

De acuerdo con las revisiones de la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo al municipio capitalino en 2013 y 2014, los residuos recolectados en Pachuca provienen en un 72% de los hogares, 12% de mercados y rastros, 10% de las industrias y sólo un 6% de los hospitales. Del total de los residuos sólidos colectados, el 52% son de origen orgánico y el 48% inorgánico.

Ante ello surgía la necesidad de contar con un proveedor (ante la imposibilidad del ayuntamiento) que se hiciera cargo del tema, resultando ganador de un "concurso" Cambio Verde; ahora, con la recién llegada presidenta municipal panista, Yolanda Tellería Beltrán, no se canceló el contrato a la empresa de recolección sino que se le extendió hasta inicios de 2017.

Una época fuerte en temas de basura; con fiestas decembrinas por doquier, con calles vacías y sucias, con bolsas de desperdicios de comida y con pocos camiones recolectores; sería gravísimo si el primer día de enero no hay quien recoja la basura en Pachuca.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com