Intelecto Opuesto

El año de Peña Nieto

Un año de claroscuros, como lo calificó el propio Presidente Enrique Peña Nieto, es el que se nos va de las manos en este el último lunes, del último inicio de semana de lo que fue un año con dos caras, o quizá con una doble cara, que al final nos despertó a todos, sociedad, lectores, medios de comunicación, políticos, el pueblo, a una realidad de lo que somos como nación.

Lo que empezó como un fulgurante y prometedor periodo, lleno de promesas de cambios, de un futuro que estaría llegando de la mano de las grandes reformas estructurales, esas que se esperaban desde 2000 con Vicente Fox, pasó de ser el “mexican moment” a ser el “fue el Estado”, a ser (como el propio EPN dijo) “Todos Somos Ayotzinapa”.

Rabia social acumulada, oportunismo de grupos antagónicos, hartazgo popular, como le quiera llamar, la segunda mitad del año simplemente fue fatal. Y como me han dicho por ahí (un amigo perruno) el año aún no se acaba.

Como sea, el año fue tan surreal que incluso cabe recordar que también concluye el reinado de Peña Nieto como estadista del año, premio que recibió este 2014, tres días antes del 26 de septiembre, fecha en la que fueron desaparecidos los 43 normalistas de Ayotzinapa, que le fue otorgado por parte de la Appeal of Conscience Foundation en Nueva York, por su liderazgo y los avances logrados en el país, hasta ese entonces.

En tanto, los próximos 5 y 6 de enero, el Presidente Peña Nieto se ausentará del país para iniciar una visita oficial de estado en Washington, en donde se reunirá con el Presidente Barack Obama.

La gira tiene como objetivo, según la propia Presidencia, darle un nuevo impulso a la asociación estratégica entre ambos países y dar seguimiento a los logros alcanzados en el marco de los mecanismos de diálogo bilateral acordados por ambos países en mayo de 2013.

Esto es, que deberán revisar y hablar sobre el cierre fatídico que tuvo tanto México, como Estados Unidos, en temas de baja en la calidad de vida en sus poblaciones, en falta de una economía sostenida y con crecimiento, así como en el nulo respeto a los derechos humanos que persiste en sus detenciones policiacas, pues digan lo que digan, en EEUU padece del mismo cáncer que en Iguala, Apatzingán, Nuevo Laredo, Ciudad Juárez, Ecatepec y todas y cada una de las ciudades violentas con gobiernos y sistemas fallidos que hay en México.

Obama y Peña, pues, revisarán los avances alcanzados en el marco de la Declaración sobre la Administración de la Frontera del Siglo XXI, así como el estado que guarda la cooperación bilateral en materia de seguridad. Así como el tema sobre la próxima Cumbre de Líderes de América del Norte, a celebrarse en 2015, y también los acuerdos de la última cumbre y por último conversarán sobre los temas que tratarán en la próxima.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu