Intelecto Opuesto

Voceros ciudadanos

El dirigente estatal del PRI, Ricardo Crespo Arroyo, pidió a los presidentes municipales y diputados federales y locales que sean partícipes del programa denominado “Voceros Ciudadanos”, una estrategia nacional del partido tricolor que busca difundir de forma masiva los principales logros de las administraciones emanadas del priismo.

Desde lo hecho a nivel federal por el Presidente Enrique Peña Nieto, hasta lo efectuado a niveles locales por el gobernador del estado y titulares de ayuntamientos, el plan presenta un escenario que busca, por un lado, refrendar la lealtad de los priistas, y por el otro demostrar que para el trabajo de partido no hay diferencias entre niveles de políticos.

Al más puro estilo de la propaganda política del siglo pasado, con vociferación y repetición popular ante las masas de un mismo mensaje, el plan no parece estar muy alejado de la realidad política mexicana. Ante la falta de liderazgos y legitimación ante una sociedad desencantada, sólo el imaginario colectivo puede rescatar la identidad de un color, un significado, unas siglas o un lema.

Si la mayoría de los presentes ganan en pensamiento, los demás tendrán que adaptarse o hacerse a la idea de que su apreciación es errónea. Así es de sencilla la estrategia. Mientras más mensajes “buenos” lleguen a la población objetivo, más probabilidades de conseguir adeptos para las votaciones habrá.

De esta forma no sólo la lealtad priista se pone a prueba, sino que se destaca el interés de un partido porque sus militantes tengan el entero conocimiento de lo que se está haciendo y lo que se pretende.

Es de resaltar pues en la mayoría de casos los funcionarios de primer nivel, ya instalados en puestos de elección a los que accedieron por la vía partidista, no se vuelven a reportar con su militancia o con su instituto político. Más allá de las gestiones o el trabajo que puedan o dejen de hacer en sus zonas de operación, el hecho de no ser un militante antes que un funcionario le ha pesado al PRI en años anteriores, por lo que no están dispuestos a que ocurra de nuevo.

Imagino que el llamado del dirigente estatal Ricardo Crespo, es para que todo aquel que se haya valido del partido tricolor para obtener una renta política, pueda ser parte de los programas y acciones que se llevan a cabo como parte de la vida institucional de su propia organización humana e ideológica.

Soy de los que piensan que los partidos son opciones poco democráticas pues sus seguidores o militantes están supeditados a lo que diga siempre alguien, pero en esta ocasión considero que sólo el orden y la disciplina política pueden empujar proyectos en México como los que intentan hacer PRI, PAN y PRD con sus consultas públicas, con sus planes institucionales, con su enseñanza tras el Pacto por México. Quizá me equivoque, pero el difundir los logros de tu partido, sea el que sea, te debe motivar a hacer un mejor trabajo como militante y como ciudadano.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu