Intelecto Opuesto

Vocaciones de Hidalgo

Mientras en estados como Guerrero o Michoacán la crisis de política interna, inseguridad y falta de oportunidades se agrava con el paso del tiempo, una entidad del centro del país como Hidalgo, quizá otra como lo es Querétaro, se abre como un abanico de posibilidades para el desarrollo y la paz social.

Sin ser uno de los estados con mayor población del país (apenas alcanzando los 3 millones de habitantes), Hidalgo puede presumir que cuenta con las tasas más bajas en índices delictivos, con menos zonas invadidas por la mala planeación urbana –fuera de Pachuca y su zona metropolitana- y aún preserva una gran extensión territorial con riqueza natural, lo que representa su gran atractivo.

Quizá falte industria, número de empresas asentadas, o tal vez más empleo, opciones fuera del comercio establecido, gobierno y fábricas de las viejas zonas industriales. Pero Hidalgo es parte de un proyecto emergente en el Centro del país que busca recuperar las regiones desaprovechadas y darle impulso a su verdadera vocación.

Hace unos días el gobernador Francisco Olvera Ruiz señaló que son la educación, la seguridad y la generación de empleos, los rubros que más impulsa y fortalece la administración estatal, ya que estos son la base primordial para consolidar el progreso de la sociedad hidalguense.

La Ciudad del Conocimiento y la Cultura (proyecto del IPN) que tiene participación de las principales universidades del estado y le país –fuera del conflicto politécnico de la actualidad- es una de las principales áreas de oportunidad para brindar educación de nivel superior a las nuevas generaciones.

El próximo miércoles, el gobernador encabezará los trabajos del Comité de Planeación para el Desarrollo en la zona de Tizayuca-Pachuca, en la capital del estado; en donde además de enumerar las principales acciones realizadas en lo que va de la actual administración, también se presentarán los proyectos que tendrán continuidad importante de aquí a 2016, quizá para más tiempo.

La vocación de Pachuca y su zona metropolitana es la educación, la oferta a la que se puede acceder proviniendo de otras partes del estado y del país; en Pachuca hay suficientes escuelas públicas y privadas para cubrir la demanda; por ello, se busca dar impulso al siguiente paso, la generación de empleos con proyectos de la misma vocación en la zona de la México-Pachuca (corredores industriales), así como para Tulancingo en donde se alista un parque metropolitano, y ni que decir de la región de Tula, la principal demarcación de asentamiento de empresas en Hidalgo.

El estado sigue siendo el mismo de siempre, con altas y bajas, pero con más oportunidades que en ocasiones anteriores; México no está como para desaprovechar opciones productivas e Hidalgo representa una buena para el gobierno federal; más allá de proyectos fallidos o promesas de campaña como la refinería o el aeropuerto (que no por eso no eran importante pues también hubieran generado desarrollo y empleo) se debe encontrar la vocación de las zonas que tienen mayor influencia en el centro del país.

http://twitter.com/laloflu

eduardogonzalez.lopez@milenio.com