Intelecto Opuesto

Vecinos incómodos para Hidalgo

Conforme avanza el presente año la delincuencia se sigue apoderando de la franja limítrofe entre Hidalgo y Estado de México, así como de los municipios que si bien no colindan entre ambos estados, sin son paso en donde mucha población confluye.

De acuerdo con datos de la Comisión de la Zona Metropolitana del Valle de México, se calcula que por lo menos 150 mil personas provenientes de Hidalgo y Estado de México, circulan cada día entre el tramo que comprende la autopista México-Pachuca, así como por Circuito Exterior Mexiquense y el Arco Norte, una cifra que no comprende los viajes en autobús foráneo que llegan a pasar entre estas entidades.

Por así decirlo, estamos conectados entre la capital del país, la entidad mexiquense e Hidalgo por varios flancos. El principal, el de la mencionada México-Pachuca de alta incidencia delictiva por ser escape de delincuentes que fluctúan de Ecatepec a Tizayuca.

Por otro lado, la salida del DF a Edomex por la México-Querétaro, que es conexión directa con Hidalgo por Huehuetoca y Tepeji del Río.

Esta última zona viene a ser la más difícil para las autoridades de seguridad de los tres niveles de gobierno puesto que en lo que va del año suman más de medio centenar de muertes relacionadas con la delincuencia organizada, principalmente en el corredor de Cuautitlán Izcalli a Huehuetoca, que sirve de entrada a Hidalgo por Tepeji e incluso por Atotonilco de Tula, para los que llegan por Apaxco.

Irremediablemente, la incidencia en Estado de México está pegando y desde hace mucho en Hidalgo. No es que de este lado no pase nada o no ocurran situaciones similares, sino que al estar ante un núcleo poblacional más grande y de mayores dimensiones (en todos los sentidos) el problema viene a ser de enorme riesgo para los límites hidalguenses.

Tan sólo en una semana, en la franja de Estado de México y DF para salir a Querétaro y cuyo paso con Hidalgo es obligado, se han desatado incidentes con personas muertas por arma de fuego. Esta situación debe poner en alerta a las instancias de seguridad en la entidad puesto que la delincuencia puede tomar Hidalgo como vía alterna o ruta en su paso para la zona de conflicto.

Se anunciaron Bases de Operaciones Mixtas para la México-Texcoco, para la México-Pachuca y para la México-Querétaro, un triángulo que parecen ser las coordenadas que más trabajo dan a las policías.

Hidalgo no puede ser ajeno a esta planeación y es momento que entre con injerencia directa a la acción en seguridad para no sólo cuidar sus límites territoriales, sino para que pueda disponer de elementos de coordinación con las entidades vecinas para emergencias de carácter mayor.

El año comenzó caliente en el Estado de México y parece que no bajará en las siguientes semanas, por lo que podría verse reflejado en la incidencia reportada para Hidalgo, a menos de que desde ya se tengan cartas en el asunto para la prevención y detención de delincuentes.

http://twitter.com/laloflu