Intelecto Opuesto

De Tuzobús al tren a Querétaro

Tras la abrupta cancelación de la primera licitación para la construcción del tren rápido México-Querétaro que de inicio sí contemplaba a Hidalgo como parte del proyecto con una estación en la ciudad de Tula de Allende, las posibilidades de que el estado pueda estar involucrado en dicha mega obra son cada vez más limitadas. 

Ayer, el director general de Transporte Ferroviario y Multimodal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Pablo Suárez Coello, presentó y explicó las pre-bases para la licitación del tren, la cual comprenderá la vía férrea, el material rodante, así como los sistemas, equipos y demás componentes del proyecto del Tren de Alta Velocidad México DF-Santiago de Querétaro, Querétaro, en donde se dijo que no hay otro punto intermedio en el viaje más los que se plantearon con antelación en la última licitación, en donde solo contemplan Ciudad de México, Estado de México y el destino Querétaro.

Coinciden expertos en materia de ingeniería y transporte ferroviario, que la construcción del tren rápido sería un detonante de la economía del centro del país, además de que ayudará a la reducción de gases de efecto invernadero para beneficio del medio ambiente.

Si ese es el verdadero propósito y el gobierno federal está encaminado y ensimismado en llevar a cabo tal obra ¿por qué no incluir a todos los estados y zonas limítrofes por donde pasará el tren? ¿por qué solo Hidalgo, cuya zona de impacto con dicha obra del tren bien puede involucrar a todos los municipios de la región Tula-Tepeji, está fuera del proyecto?

De acuerdo con los pormenores del anteproyecto: el recorrido entre ambas terminales se realizará en una hora en convoys que irán a una velocidad promedio de 213 kilómetros por hora y una máxima de 300 Kilómetros por hora; serán 210 kilómetros de vías de un punto a otro, que atravesarán 11 túneles y se espera que para el 2018 se cuente con 12 trenes con capacidad para 800 pasajeros, y contarán con el más moderno sistema que garantice seguridad.

¿Se imagina una estación de dicho tren para Tepeji del Río, o para Tula de Allende? ¿No era parte del Plan Maestro de Tula el detonar a dicha región de la entidad con este tipo de obras? Pues esta es la gran oportunidad de Hidalgo para sumarse al desarrollo nacional que pregonan desde la Federación.

Si en Pachuca ya empezaron con las obras de movilidad como el Tuzobús y los grandes puentes vehiculares, bien se puede aportar la misma capacidad y talento para zonas como la Tula-Tepeji, para el Valle de Tulancingo, y por qué no, para la sierra y la huasteca.

Alguien en la SCT, en la Segob, en la misma Presidencia, podría analizar y contemplar las propuestas de que Hidalgo pueda estar involucrado de alguna forma en este anteproyecto, en la planeación, en la mano de obra, en la aportación del talento hidalguense, y que no todo se quede solamente en el Tuzobús de Pachuca.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu